Diputación promueve la prevención de incendios en 7 municipios de la Safor


El Área de Medio Ambiente destinará 85.588 euros a las localidades de Almiserà, Barx, Tavernes de la Valldigna, Xeraco, Xeresa, Gandia y Simat de la Valldigna para promover la gestión forestal y sostenible así como la prevención de incendios.




 

Diputación promueve la prevención de incendios en 7 municipios de la Safor

La Diputación de València, a través del Área de Medio Ambiente, destinará 85.588 euros a siete localidades de la Safor con el propósito de favorecer la inversión municipal en gestión forestal sostenible y prevención de incendios. Estos recursos forman parte de la primera línea de ayudas impulsada por parte de la Corporación provincial con el propósito de incentivar la conservación, mejora y aprovechamiento de la masa forestal, así como el desarrollo de actuaciones de prevención y extinción de incendios. Una iniciativa que cuenta con un presupuesto global de 1.570.000 euros.

La vicepresidenta de la Diputación, María Josep Amigó, ha lamentado «la situación de abandono, en cuanto a políticas de prevención, que durante los últimos años han sufrido las montañas de nuestros municipios». En contraposición, ''el actual equipo de gobierno de la Diputación nos creemos nuestro territorio y pensamos que vale la pena trabajar por su conservación y su aprovechamiento'', ha remarcado la vicepresidenta. Es por ello, ''tratamos de cambiar la situación de abandono y falta generalizada de gestión forestal existente hasta la fecha, para impulsar la planificación y el control de los trabajos desarrollados por las brigadas de la Diputación, que habían dibujado un escenario muy negro y muy inflamable para el futuro de nuestro territorio''.

Por su parte, el diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha explicado que con esta convocatoria ''se salda una deuda pendiente con los municipios, para que éstos puedan implementar políticas valientes y empezar a desarrollar herramientas de gestión que permitan cambiar las dinámicas de abandono que sufren nuestros bosques y nuestras montañas''. Asimismo, Bort ha justificado que estas acciones sean ejecutadas por los consistorios ''porque nadie mejor que los ayuntamientos para desarrollar políticas de gestión forestal sostenibles y de prevención de incendios, puesto que disponen de un conocimiento cercano de la realidad de la superficie forestal municipal''.

Gestión municipal de los recursos

La convocatoria para la concesión de subvenciones orientadas a la gestión forestal sostenible presenta dos líneas de ayudas independientes y compatibles. Por un lado, se destinarán recursos para la realización de trabajos e inversiones encaminadas a la conservación, mejora y aprovechamiento forestal. Para estos cometidos, Almiserà recibirá 7.657 euros; Barx percibirá 7.330 euros; Tavernes de la Valldigna 6.531 euros; Xeraco se verá beneficiado con 5.804 euros; y Xeresa con 6.700 euros.

Estas ayudas se dirigen a municipios forestales con un censo inferior a los 20.000 habitantes y con más de 25 hectáreas de superficie forestal de titularidad municipal. Los beneficiarios perciben una cantidad fija de 5.000 euros y otra variable en función de criterios objetivos, como la población, la planificación forestal, las actuaciones previstas en espacios protegidos o la superficie forestal de titularidad pública acreditada.

Entre los trabajos e inversiones que contempla esta línea de ayudas se encuentra la adecuación de elementos de la red viaria forestal –senderos, caminos y pistas forestales–; la retirada y eliminación de especies invasoras; la recogida de residuos; el mantenimiento de poblaciones forestales; la creación de puntos de reserva de agua para bebederos y usos complementarios a la gestión forestal sostenible; o las inversiones en áreas recreativas, hábitats de interés, sendas y miradores, entre otras intervenciones.

Por otra parte, en relación a las actuaciones e inversiones de prevención de incendios forestales subvencionables, Gandia se verá beneficiada con 25.675 euros; mientras que Simat de la Valldigna percibirá un total de 25.891 euros. La distribución de esta partida cuenta con una asignación fija de 25.000 euros por localidad, mientras que el resto de disponibilidad presupuestaria ha sido distribuida en función de la población y la superficie forestal de titularidad pública acreditada.

Entre las actuaciones que contempla esta segunda línea de ayudas se contempla el mantenimiento de infraestructuras de prevención de incendios forestales, puntos de reserva de agua para la extinción forestal y líneas de defensa contra incendios –áreas de cortafuegos, fajas auxiliares o interfaz urbano-forestal–; habilitar vías forestales; o la adquisición de herramientas, maquinaria y complementos forestales para la realización de tareas de prevención de incendios.

Foto: M. Pazos/Diputació de València