El equipo Monblau copa la IV marcha BTT Cambro- Alpesa de Tavernes


Moisés Espinos Mut fue el ganador de la prueba tras cruzar la línea de meta junto a su compañero, el simatero Javier Cabanes, a quienes siguió Josep Mifsud, vecino de Tavernes.Los corredores contaron con desayuno, almuerzo, fruta, regalos, zona acotada y vigilada para aparcar las bicicletas y masaje gratis al finalizar la prueba




 

El equipo Monblau copa la IV marcha BTT Cambro- Alpesa de Tavernes

Moisés Espinos Mut, del equipo Monblau Ale Delikia, logró la victoria de la IV marcha BTT Cambro By Alpesa, que se celebró en Tavernes de la Valldigna el pasado domingo. El ''biker'' cruzó la línea de meta situada por primera vez en el pabellón multiusos ubicado junto al campo del Vergeret, con un tiempo de 1 hora 32 segundos y 9 centésimas, seguido de su compañero de equipo, el simatero Javier Cabanes Castelló, que lo hizo en 1:32:15. Ambos entraron práticamente juntos a la meta, en un gesto de deportividad entre dos ciclistas de la misma formación. Por detrás, en tercer puesto, llegó el ciclista vallero, ganador de la edición el año pasado, Josep Mifsud, del Monblau Ale, con un tiempo de 1:37:02.


La Falla Cambro, organizadora del evento deportivo, entregó, además, otros trofeos, entre ellos al equipo más numeroso, que fue el "Mostatxets BTT la Valldigna" de Tavernes, que como premio se llevó un jamón.


La carrera, que contó con la colaboración del Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna, estuvo formada por un circuito de 40 kilómetros que transcurrían íntegramente por el término municipal de Tavernes con un desnivel acumulado de unos 800 metros.


En la entrega de trofeos corrió a cargo del director de nuevos proyectos de Mandriladora Alpesa, principal patrocinadora del evento, Sergio Altur Sánchez, además del concejal de Deportes, Josep Llàcer Gandia, las falleras mayores de la comisión, Gema Benavent Brines y Regina Ascó Fons, sus presidentes, Ximo Mifsud Almiñana y Lluís Ferrer Ijarro, y la Fallera Mayor de Tavernes, Carolina Pérez Bosch.




Al llegar a meta, algunos de los participantes se mostraban muy satisfechos tanto por el nivel del circuito como por la organización. Y es que, la IV BTT Cambro by Alpesa movilizó a casi un centenar de personas encargadas de señalizar todo el recorrido. Además, los ciclistas contaron con un espacio acotado y vigilado para guardar sus bicicletas, desayuno, regalo de una mochila de tela, fruta, zona de avituallamiento y comedor privado para, al llegar a la meta, almorzar tranquilamente con los bocadillos que había preparado la organización.



El presidente de la entidad, Ximo Mifsud, felicitó a los ganadores de todas las categorías y al resto de participantes por el nivel ofrecido y agradeció a todos los colaboradores su labor para que toda la prueba se desarrollara sin incidentes. ''Hemos vuelto a demostrar que las fallas no son solo fiesta, sino que somos verdaderamente asociaciones que trabajamos por un bien común''. Mifsud también agradeció la implicación de la empresa Mandriladora Alpesa en este evento y de otros patrocinadores como Bicicletes Pachés, que hizo entrega de tres maillots entre los participantes. También al Ayuntamiento, que cedió el espacio y facilitó la organización. El presidente invitó a los amantes de este deporte a participar en la edición del próximo año.