La caída de un rayo en Daimús levanta por los aires el césped de un jardín


Los vecinos de Daimús y Los Sauces comprobaron la noche del miércoles al jueves la fuerza de la naturaleza traducida en millones de voltios. Dos vecinos han compartido imágenes en redes sociales y hablan por sí solas. Increíble espectáculo de poder de la madre naturaleza.




 

La caída de un rayo en Daimús levanta por los aires el césped de un jardín

Hay imágenes impactantes. Ésta bien podría ser una de ellas para hacerse una idea de lo cuán grande puede llegar a ser la madre naturaleza y la fuerza que en ella hay. Ocurrió el pasado miércoles por la noche. Muchos vecinos de Gandia y comarca, pudieron escuchar sobre las once y media de la noche, el estruendo de un rayo caído en las proximidades de Daimús que llegó a iluminar buena parte del término daimusense e incluso gandiense.



Diversas imágenes captadas en Daimús, como por ejemplo las de JaviMarxu o Tomy Mateos y que han sido publicadas en redes sociales, se recoge el impacto del rayo en una palmera y cómo el latigazo recorre el tronco del árbol hasta llegar a tierra y sigue por las raíces levantando el césped durante un buen tramo hasta perderse en tierra.




Sin duda el fuerte estruendo, la luz, y los miles de vatios de potencia sorprendieron a muchos vecinos.




Como curiosidad y según los expertos, un rayo suele tener una longitud de unos 5 kilómetros y un centímetro de anchura llegando a descargar entre 1.000 (mil) y 10.000 (diez millones) de julios de energía que se traduce en una corriente de hasta 200.000 (doscientos mil) amperios y 100 millones de voltios.




Es más, según los especialistas, el aire que rodea al latigazo del rayo puede alcanzar temperaturas de hasta 20.000 grados centígrados, tres veces más que la superficie del Sol que ronda los 6.000 ºC, de ahí que los rayos sean tan letales.

Fotos: 1, 2 y 3 (JaviMarxu) y 4, 5 y 6 (Tomy Mateos)/Facebook