Las obras de Alcodar en Gandia reducen un 20% la masa forestal


Las obras de la inclusión del polígono Alcodar de Gandia dentro de la trama urbana con la construcción de cuatro carriles, dos de entrada y dos de salidas a la ciudad junto con una medianera, paseo y carril bici han dejado al descubierto la tala de varios árboles existentes en esta pinada a la salida de la ciudad.




 

Las obras de Alcodar en Gandia reducen un 20% la masa forestal

Pinos de muchos años y diversa vegetación han sido sacrificados y talados para que las máquinas del progreso pudieran actuar y comenzar las obras. Algunos ''fósforos'' de Cope-Onda Naranja han hecho llegar a la redacción de 7 y Medio Noticias la pregunta respecto a si se podrían haber trasplantado habida cuenta los años que tienen. Otros por el contrario no entienden que se promulgue el respecto al medio ambiente y se dote a la ciudad de una anilla verde mientras en otros puntos se sacrifican árboles que son talados sin antes valorar otras opciones.


No es la primera vez que vecinos se preocupan de estos bonitos ejemplares de la naturaleza. Sin ir más lejos, en la anterior legislatura hubo polémica por la tala de árboles en el parque del Clot de la Mota de la playa de Gandia. Mientras unos señalaban que se habían talado el gobierno explicaba que se habían trasplantado.


Ahora, para algunos la historia se repite a la salida de Gandia a la altura del Puente de Serralta y el polígono de Alcodar, en pleno trazado de la AN-332. Llevan varios días talando árboles, pinos jóvenes y otros ejemplares adultos, cuyos troncos se amontonan para leña.


Ródenas responde
El concejal de Territorio, Xavier Ródenas, conocedor de la situación ha explicado a 7 y Medio Noticias y a Cope-Onda Naranja que se trataba de un bosque efímero, que cuando se construyó se sabía que un día u otro iba a desaparecer. De hecho, el propio Ródenas explica que eran ''conscientes de ese bosque efímero, que ha durado 20 años y era mejor que nada, y sabíamos que la pinada se vería afectada'' por lo que ha destacado que ''tanto Rafa García como yo analizamos el proyecto para evitar el máximo número de árboles sacrificados''.


Ródenas añade además que la coordinación con el ingeniero de la obra ha sido máxima a la hora de calibrar el número de especies que se iban a eliminar y ''finalmente se acordó eliminar una serie de árboles que era inevitable para pasar el carril bici''. No obstante, destaca muy claro el edil de Territorio que ''el 80 por ciento de la pinada se mantiene y eso es gracias a la colaboración trasversal del departamento de Medio Ambiente y el de Urbanismo''.

Pincha aquí para escuchar a Xavier Ródenas