Detenidos por vender 400 kilos de naranjas robadas en Tavernes y Cullera


En este operativo realizado por el Equipo Roca de la Guardia Civil de Sueca se ha saldado con la detención de 3 personas de nacionalidad española por un delito continuado de hurto de cítricos. Se ha podido recuperar naranjas de la variedad Navelina y mandarinas de la variedad Clementina que han sido entregadas a sus legítimos propietarios. Los detenidos intentaban vender la mercancía a fruterías haciéndose pasar por los legítimos propietarios de los cítrico.




 

Detenidos por vender 400 kilos de naranjas robadas en Tavernes y Cullera

Dentro de los servicios establecidos de forma permanente por la Guardia Civil de Valencia para evitar el robo y comercio ilegal de productos del campo en explotaciones agrícolas y en establecimientos de compra de esta mercancía, la Guardia Civil procedió a la detención de 3 personas de nacionalidad española y de 26 años de edad por un delito continuado de hurto de cítricos en Cullera.


En esta actuación realizada por el Equipo Roca de la Guardia Civil de Sueca, los agentes interceptaron a dos de los detenidos mientras pretendían vender cítricos en una frutería de la localidad de Cullera.


Estas personas se hacían pasar por los legítimos propietarios para intentar suministrar la mercancía a establecimientos de la zona.

Por ello y fruto de las pesquisas obtenidas por componentes del Equipo Roca de la Guardia Civil de Sueca y junto con la colaboración ciudadana y de la Policía Local de Cullera se pudo esclarecer tres hurtos cometidos a principios del mes de noviembre en las localidades de Tavernes de la Valldigna y Cullera.


El total de kilos de naranja y mandarina recuperados por los agentes asciende a 400 kilos, estos productos fueron devueltos a sus legítimos propietarios


Estas actuaciones se suman a las ya realizadas de forma continua por los diferentes Equipos Roca de la Guardia Civil de Valencia que gracias a su preparación, especialización y esfuerzo diario, junto con la colaboración constante de los agricultores evitan y persiguen incesantemente la comisión de cualquier hecho delictivo relacionado con el mundo agrícola.
Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Decanato de los Juzgados de Sueca.