Nueve detenidos en Gandia por agredir a un joven la noche de Halloween


Los arrestados tienen entre 16 y 19 años de edad, son españoles y estaban celebrando en una casa de campo la noche de Halloween. La víctima, de 27 años, tuvo que ser intervenida en un hospital de Valencia tras las patadas y puñetazos que le propinaron los detenidos.




 

Nueve detenidos en Gandia por agredir a un joven la noche de Halloween

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia han detenido en la capital de la Safor a nueve jóvenes de entre 16 y 19 años, de origen español, como autores de un delito de lesiones, tras golpear con patadas y puñetazos a otro joven que bajó de su coche para recriminarles que le hubiesen lanzado un objeto contundente. La víctima, un joven de 27 años, de origen español, fue intervenida quirúrgicamente en un hospital de Valencia por las diversas fracturas óseas que presentaba a la altura del suelo orbital izquierdo. En el momento de la agresión circulaba en el coche junto a su novia.

Las investigaciones se iniciaron a principios de noviembre al tener conocimiento los policías que en la noche de Halloween un joven había sido agredido con patadas y puñetazos por un grupo de jóvenes, cuando circulaba en coche con su novia por un camino de Gandia.

Durante las investigaciones, los agentes averiguaron que la víctima observó como un objeto contundente golpeaba su coche, por lo que se bajó del mismo y recriminó dicha actitud a un grupo de jóvenes que acababan de lanzarlo, momento en que éstos comenzaron a propinarle patadas y puñetazos en el rostro. La víctima cayó al interior de una acequia.

El joven de 27 años, de origen español, fue ingresado e intervenido quirúrgicamente en un hospital de Valencia por las diversas fracturas óseas que presentaba.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías averiguaron que los sospechosos estaban celebrando en una casa de campo de la zona, la festividad de Halloween, así como su identidad que tras ser localizados fueron detenidos como autores de un delito de lesiones.

Los detenidos, uno de ellos con antecedentes policiales, los mayores de edad han pasado a disposición judicial, mientras los menores de edad tras ser oídos en exploración fueron entregados a sus padres.