Vecinos de Xeresa piden la paralización de las obras del PRI desautorizado


La constructora ha acelerado las obras desde la resolución de Conselleria mientras el Ayuntamiento gana tiempo alegando contra Conselleria




 

Vecinos de Xeresa piden la paralización de las obras del PRI desautorizado

Los vecinos de las casas limítrofes fueron los primeros en sentirse estafados por un Ayuntamiento que cambia de forma arbitraria y extraña la planificación de los solares permitiendo un aumento de alturas y viviendas de 49 a 150 viviendas.

Tras la aprobación provisional del PRI y de ver como se desatendían sus alegaciones estos vecinos se vieron obligados a interponer un recurso contencioso contra el Ayuntamiento.

Desde que el pasado mes de diciembre Conselleria desautorizó la aprobación definitiva que el Ayuntamiento de Xeresa hizo del PRI ( Plan de Reforma Interior ), las obras se han acelerado de forma escandalosa y a las 20,00 horas todavía se está trabajando, por esto los vecinos pidieron a los juzgados la paralización cautelar de las obras. #foto2der#

 

Hace falta recordar que este cambio fue aprobado inicialmente por los regidores del PP con el voto en contra del BLOC. Posteriormente el alcalde Ferragud -quien había vendido las parcelas al constructor- en un plenario urgente aprobó con el voto del PP "definitivamente" el PRI.

Este acuerdo de plenario es el que desautoriza Conselleria quien considera que la aprobación definitiva es competencia de la administración autonómica. Dándose la irregularidad de que las licencias de obra expedidas por el Ayuntamiento son para la construcción de unos edificios que en alturas, tipología, volumen y número de viviendas están fuera de la planificación urbanística vigente. Esta es la razón por la cual desde el BLOC se reclama la paralización cautelar de las obras puesto que es una contradicción que haya licencias de obra con vigencia para edificar contra la ordenación legal.

 

Hace falta tener en cuenta que un PRI tiene que afectar a TODO un sector y no una parte arbitraria. Por esto este PRI es muy probable que no sea nunca aprobado definitivamente y el retraso en la paralización de la obra por la vía judicial o bien por la estrategia del PP local de alegar y recurrir las decisiones de Conselleria es un problema que crece día a día: si finalmente el PRI queda desautorizado, la empresa constructora podría reclamar una indemnización al Ayuntamiento.

Por esto las dos decisiones del gobierno municipal del PP de no paralizar la obra cautelarmente y, además, presentar alegaciones o recursos futuros contra las decisiones de Conselleria pueden acabar perjudicando gravemente al pueblo de Xeresa.

 

En el pasado pleno el portavoz del BLOC reclamó a la alcaldesa que explicara por qué no paralizaba las obras. La alcaldesa optó por no contestar a ninguna pregunta dejando claro que no pensaba parar las obras. Hace dos días, 16 vecinos de la zona pidieron por escrito explicaciones a la alcaldesa y la paralización de la obra.