Siete personas detenidas en Gandia por la Policía Nacional por vender droga


Se han realizado tres registros donde se ha intervenido 1.170 euros, 85 gramos de cocaína y más de 24 gramos de heroína y tres básculas de precisión.




 

Siete personas detenidas en Gandia por la Policía Nacional por vender droga

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia  han detenido en la capital de la Safor a siete personas, tres mujeres y cuatro hombres, de entre 27 y 51 años, todos de origen español, como autoras de un delito contra la salud pública. Se han desarticulado tres puntos negros de venta de sustancia estupefaciente,y realizado tres registros en los que se ha intervenido 85 gramos de cocaína, más de 24 gramos de heroína y 42 gramos de marihuana, además de 1.505 euros, tres básculas de precisión y efectos relacionados con la sustancias estupefacientes.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías que en un domicilio de Gandia se pudiera estar vendiendo sustancias estupefacientes al menudeo, por lo que los agentes establecieron diversos dispositivos de vigilancia.

Durante las investigaciones, los agentes averiguaron que además de este domicilio y con objeto de alternar los puntos de venta se localizó otra vivienda donde se realizaba la misma actividad. Los investigadores averiguaron que los sospechosos además tenían otro domicilio también en la localidad utilizado como lugar de almacenaje de dichas sustancias, evitando en ésta realizar ventas, llevando pequeñas cantidades a las otras dos donde acudían los compradores.

Los policías tras averiguar la identidad de los supuestos vendedores y del guardador de las sustancias estupefacientes realizaron tres registros en domicilios y en los que intervinieron además de la droga incautada, tres garrafas de agua conteniendo líquido con restos de sustancias estupefacientes que los sospechosos arrojaron al entrar los agente al interior de una de las viviendas.

Los agentes detuvieron a siete personas como autoras de un delito contra la salud pública. Los detenidos, cuatro con antecedentes policiales que han pasado a disposición judicial, los tres restantes sin antecedentes tras prestar declaración fueron puestos en libertad no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sea requerido para ello.