Inma Bañuls acusa a sus ex compañeros de partido de apropiación indebida de espacios y material y de tránsfugas


La concejal del PP de Gandia, Inma Bañuls, ha presentado por registro de entrada en el consistorio, un escrito en el que acusa a Fernando Mut y los ocho concejales que con él han abandonado el partido y el grupo municipal, de ser “tránsfugas” y de haberse apropiado indebidamente de los espacios del grupo municipal, así como del material del mismo. Según explica la concejal en el escrito presentado, los concejales, que en el pleno del jueves reconocieron que ellos se han ido del partido por su propia voluntad, están usando el despacho del PP, así como el material de oficina y el teléfono del mismo.




 

Inma Bañuls acusa a sus ex compañeros de partido de apropiación indebida de espacios y material y de tránsfugas

La guerra parece que sigue abierta en el consistorio gandiense, sobre todo entre los que hasta hace unos días eran concejales del Partido Popular y que ahora lo han abandonado para conformar un nuevo partido político, y los que han quedado fieles a las siglas del partido. Así al menos se interpreta del escrito que la concejal Inma Bañuls, fiel al partido, ha presentado por registro de entrada, en el que denuncia que el despacho correspondiente al Grupo del Partido Popular, así como los medios materiales en él contenidos, están siendo utilizados por concejales que no pertenecen a ese Grupo. En el escrito insiste en que desde el mismo despacho, se está utilizando la extensión telefónica del Partido Popular, identificándose como Plataforma de Gandia, y aconsejando a quien llama, que “localice a la concejal a través del teléfono móvil”, por lo que entiende que Mut y sus concejales están haciendo un uso indebido del material y una apropiación indebida tanto del material como del espacio, ya que según el acuerdo sobre un código de conducta política en relación con el transfuguismo en las Corporaciones Locales, recoge que cuando un grupo político se ve mermado por el abandono del mismo de alguno de sus miembros, no deberá sufrir merma institucional alguna en los medios y asignaciones que como tal grupo le correspondiere con anterioridad.

En base a todo esto, la edil Bañuls, ha pedido que los nueve concejales “trasfugas”, sean desalojados del despacho del grupo y les sea denegado el acceso, además también solicita que se cese en sus cargos de Asesor y Secretaria de Grupo a las personas que vienen desempeñando dichos cargos hasta la fecha, dado que en estos momentos están prestando estos servicios para otro partido político que no tiene, ni puede tener representación en el consistorio ya que no concurrió a las últimas elecciones municipales.