Cuatro mil raciones se reparten en les Calderes de Sant Antoni de Oliva


Los Festers del Carrer de Sant Vicent lograron un año más batir récord de participación con la elaboración de este tradicional guiso. Un cuarto de tonelada de arroz fue necesaria para dar de comer a los asistentes.




 

Cuatro mil raciones se reparten en les Calderes de Sant Antoni de Oliva

Más de cuatro mil raciones se repartieron el pasado sábado en Les Calderes de Sant Antoni de Oliva dentro del tradicional Porrat que este año celebraba los 20 años de recuperación. Un total de 30 calderas se cocinaron en plena calle con una temperatura que acompañaba al guiso, siendo repartidas las cuatro mil raciones del típico ''arròs caldós amb fesols i naps''.


De nuevo los festeros del Carrer de Sant Vicent organizaron la fiesta siendo todo un éxito de participación y de organización. La jornada comenzó a las siete de la mañana del sábado con la tradicional ''escampà'' para colocar la arena sobre el asfalto donde se iban a cocinar las calderas. El párroco de Sant Roc, Javier Català, bendijo las calderas, y comenzó la degustación convirtiendo a Oliva en la capital de los porrats durante todo el fin de semana.


Los festeros de Sant Vicent necesitaron 250 kilos de ''nap-i-col'', además de cardos (''penques''), así como de ''fesols'', costillas de cerdo, pezuñas, y una decena de gallinas, todo ello cocido a fuego lento en plena calle con un cuarto de tonelada de arroz.

Foto: María Cots