El Partido Popular de Gandia arremete contra la gestión de las escoletas


Los populares argumentan que la situación financiera de la empresa adjudicataria de las mismas no está clarificada ya que, a priori, no estaría asegurada su solvencia económica.




 

El Partido Popular de Gandia arremete contra la gestión de las escoletas

Representantes del Partido Popular han comparecido en rueda de prensa por la aparentemente inestable situación financiera de la empresa que, desde el pasado octubre, se encarga de la gestión de las escoletas.

De acuerdo a las declaraciones de Marta Cháfer, la solvencia económica de dicha empresa no estaría asegurada ya que desde el gobierno local, aunque en un principio dieron a entender que la entidad tenía asegurado el aval de 600.000 euros, posteriormente reconocieron que todavía estaban esperando a que se acreditase su solvencia. Tal y como han informado desde la formación azul, a día de hoy el Ajuntament estaría concediendo prórrogas a la empresa adjudicataria para que aporte el aval económico.

Por otra parte, la concejala popular también ha se ha mostrado crítica con el actual precio de las tarifas mensuales de las escoletas, argumentando que la rebaja que la empresa encargada de la gestión prometía, al no estar definitivamente cerrada la adjudicación del servicio, no ha podido ser aplicada. Cháfer afirma, por lo tanto, que el Ajuntament dio falsas promesas a las familias acerca de las rebajas de las matrículas de los niños ─la rebaja en principio acordada sería, tal y como han informado, de unos 45 euros─. 

Desde el Ajuntament han respondido, a través de la delegada de Políticas Educativas Laura Morant, que el servicio de las escoletas ha de ser garantizado y que no entienden los prejuicios de los populares contra la empresa ─de carácter autónomo, es decir, formada por una sola persona─  a la que se está adjudicando el servicio. La delegada, además, acusó al PP de tergiversar las declaraciones del Gobierno en relación a la supuesta rebaja de las tarifas. Nosotros simplemente lo que hicimos fue informar de que había una empresa la cual había ganado un concurso con un precio inferior, pero en ningún caso habíamos dicho que se vaya a pagar menos hasta que el concurso no estuviese resuelto, ha explicado Morant.