La Diputación inicia la mejora de la carretera Almoines a Bellreguard


Los principales beneficiados serán los alumnos y alumnas del instituto Joan Fuster de Bellreguard, al que acuden cada día varios centenares de estudiantes desde otros pueblos de la zona. El área de Carreteras abre el plazo de presentación de candidaturas para la redacción del proyecto de ampliación y mejora de la seguridad vial de la CV-681 por un presupuesto total de 60.000 euros.




 

La Diputación inicia la mejora de la carretera Almoines a Bellreguard

La Diputació de València ha iniciado el proceso de mejora del tramo de carretera que conecta Bellreguard con Almoines. Una actuación muy demandada y que permitirá ampliar la plataforma de la vía, ensanchando márgenes y habilitando arcenes, con el consiguiente aumento de la seguridad vial en una carretera estrecha y sin cunetas que discurre entre campos de cultivo.
 
Para ello, el área de Carreteras que dirige el diputado Pablo Seguí ha abierto ya el plazo de presentación de candidaturas para la redacción del proyecto de ampliación y mejora de la seguridad vial de esta carretera, la CV-681, por un presupuesto total de 60.000 euros y con la intención de comenzar a actuar sobre el camino antes de que termine la presente legislatura.
 
Más de medio millar de jóvenes afectados
 La actuación en esta carretera tendrá como principales beneficiados a los alumnos y alumnas del instituto Joan Fuster de Bellreguard. Un centro de Educación Secundaria ubicado cerca de los límites del término municipal de Bellreguard y al que acuden cada día varios centenares de estudiantes desde otros pueblos de la zona como L’Alqueria de la Comtessa, Palmera, Beniflà, Beniarjó, Rafelcofer o Almoines.
 
En estos momentos los autobuses que transportan a los estudiantes desde los distintos municipios de la comarca han de atravesar esta carretera angosta, sin espacio para adelantamientos y por donde circula también un elevado número de motos de los alumnos y alumnas de los niveles más altos, que se desplazan hasta el centro educativo en este medio de transporte para el que tampoco hay elementos de seguridad específicos.



Fotos: Google Maps y Raquel Abulaila/Diputació de València