Vuelven a Gandia los premios a las mejores fallas con escenas ecológicas


El cocnejal de Medio Ambiente, Xavier Ródenas, ha querido recalcar el concepto de ''recuperar la falla que realmente muestre la llama y no el humo''.




 

Vuelven a Gandia los premios a las mejores fallas con escenas ecológicas

Esta mañana, en el Ajuntament de Gandia tuvo lugar una rueda de prensa en la que Xavier Ródenas ─concejal de Medio Ambiente─, Telmo Gadea ─presidente de la Federación de Fallas de Gandia─, y Enrique Sendra ─representante de Nissan Almenar─ dieron a conocer que, durante la celebración de las fallas de este año, la antiguamente desaparecida entrega de premios a las mejores fallas ecológicas estará de vuelta, tras su desaparición en el año 2011. 

Con estos premios se pretende, en palabras del delegado de Gestión Responsable, «el recuperar la falla que realmente muestre la llama y no el humo». Es decir, traer de vuelta un concepto de falla más tradicional en el que se empleaban materiales naturales ─como la madera─ y en la que el fuego cobraba más importancia que en las fallas modernas, en las cuales se emplean materiales plásticos altamente contaminantes con el objetivo de hacerlas más llamativas debido a una gran emisión de humo. Por eso, desde el gobierno local ─y con la ayuda de Nissan Almenar─ se recuperarán los premios para aquellas fallas ecológicas que, además de aportar un determinado valor estético, estén realizadas con un tipo de materiales no demasiado contaminantes.

Esta iniciativa, que llegó a su fin debido a las dificultades económicas atravesadas por el Ajuntament hace siete años, será traída de vuelta gracias a la colaboración de una entidad privada como Nissan Almenar, empresa que llegó a Gandia en el año 2015 y de la cual su representante Enrique Sendra ha querido destacar su fuerte compromiso con el medioambiente. «Estamos apoyando iniciativas para que Gandia sea una Gandia ecológica, verde y limpia», comentaba Sendra. 

Por su parte, el presidente de la asociación de fallas de Gandia ha destacado la importancia de que una entidad  privada ayude a financiar esta iniciativa. Al  suponer la elaboración de una falla ecológica una importante cantidad de gastos por parte de los creadores de la misma, es importante que se encuentre una motivación que justifique el uso de estos materiales en lugar de otros que, aunque puedan suponer un menor desembolso, son mucho más perjudiciales para el medioambiente. Es por eso que, al disponer de la posibilidad de ganar un premio, la gente podría animarse a construir las fallas de una manera más ecológica.  «Cuando el premio económico se abandonó, era muy difícil que en las fallas se hiciera esa inversión si no había un premio. Por eso es importante hacer cómplice al Ajuntament y a la empresa, ya que es la forma en la que las fallas consiguen una expectativa de financiación», explicaba Gadea.