Tres nuevos desfibriladores en las instalaciones deportivas de Gandia


Estos dispositivos se suman a los tres ya existentes, aunque incluyen novedades respecto a los modelos anteriores como la geolocalización y teleasistencia. 




 

Tres nuevos desfibriladores en las instalaciones deportivas de Gandia

La delegada de Deportes del Ajuntament de Gandia Lydia Morant dio a conocer esta mañana, junto con el representante de B-Safe Luis Aguilar y el técnico responsable de deportes Toni Deusa, los tres nuevos dispositivos desfibriladores con los que se cuenta en Gandia, a partir de ahora, en el Centro Deportivo de Beniopa, los campos de fútbol de Roís de Corella y el Pabellón del Raval ─sumándose éstos a los anteriores desfibriladores que habían ubicados en el Polideportivo Municipal, el Centro Deportivo del Grau y el Centre Sportiu Roís de Corella─.

Estos nuevos dispositivos desfibriladores, tal y como ha comentado la responsable de Deportes del Ajuntament, incluirían tres novedosas mejoras respecto a los modelos anteriores implementados en la ciudad: telecontrol, es decir, la empresa responsable podría controlar a distancia el mantenimiento del dispositivo; teleasistencia, lo que permitiría que, mediante el propio dispositivo, se pueda establecer contacto telefónico con un técnico sanitario durante su utilización; por último, la geolocalización, lo que permitiría, al contar el dispositivo con GPS, que un equipo de emergencias acudiera a donde se encuentra el desfibrilador. 

Morant también ha añadido que, desde el propio Ajuntament, se encargarán de instruir en el uso de los desfibriladores tanto a los representantes de los clubs como a los trabajadores municipales de las instalaciones deportivas. Igualmente, la delegada también ha querido recalcar que el dispositivo puede ser utilizado por cualquier persona si lo requiriese, aun no teniendo ningún tipo de formación. «Realmente el aparato es muy intuitivo y está diseñado para que cualquier persona que debiese utilizarlo durante una emergencia pudiese hacerlo», añadía la edil.

Por su parte, el representante de B-Safe ha querido agradecer al Ajuntament por la confianza depositada en la empresa, además de comentar la importancia de manejar el menor tiempo posible en lo referente a la cardioprotección. «Cuando tenemos una incidencia de este tipo, manejamos entre cuatro y siete minutos para poder salvar esa vida, y si la instalación está preparada [...] y apuesta por las particularidades de nuestra patente como es la teleasistencia y la geolocalización, tenemos demostrado que recortamos bastante el tiempo de respuesta, y eso nos ayuda bastante a salvar una vida», comentaba Aguilar.