El gobierno de Gandia ultima detalles para finalizar Marenys de Rafalcaid


El terminar esta urbanización tendrá un coste de 4 euros por metro cuadrado, según ha hecho saber el coordinador general en el Ajuntament Vicent Mascarell.




 

El gobierno de Gandia ultima detalles para finalizar Marenys de Rafalcaid

Esta mañana, el delegado de Calidad Urbana Miguel Ángel Picornell, el coordinador general Vicent Mascarell y el delegado de Gestión Responable Xavier Ródenas dieron a conocer el plan de actuación que, desde el Ajuntament, preparan para terminar de una vez por todas la urbanización Marenys de Rafalcaid. 

Este proyecto, comenzado en el año 2003 y que ha quedado inconcluso debido a diversos factores ─siendo la crisis inmobiliaria uno de los de mayor peso─, no contaría en la actualidad de seguridad jurídica al estar pendiente de terminar, hecho que impediría el que se pudiese edificar en los solares de la urbanización, dejando a muchas personas en una situación de impasse, al no poder solicitar los correspondientes permisos de obras.  Así, el delegado de calidad urbana expresaba que «estamos en un punto en el que es conveniente que esa urbanización se acabe». 

Es por eso que, tal y como detallaba Mascarell, desde el gobierno local han puesto en marcha una solución «de mínimos», por lo que el Ajuntament pasaría a hacerse cargo de aquellas obras que sean estrictamente necesarias para acabar el complejo urbanístico, lo que conllevaría por parte de los vecinos un coste de unos cuatro euros por metro cuadrado en concepto de urbanización y reparcelación. Esto implicaría que los propietarios de, por ejemplo, una parcela de 300 metros cuadrados deberían hacer un desembolso adicional de aproximadamente 1.200 euros, aunque el coordinador general del Ajuntament se muestra optimista con estas cifras, pues supondrían un gasto menor del que había previsto en la primera valoración realizada hace quince años. 

«Quiero recalcar que en 2003 a los vecinos se les dio a conocer un proyecto de urbanización de unos costes de 31,83 euros por metro cuadrado. A fecha de hoy, los propietarios han pagado 25,18 euros por metro cuadrado. Al final del recorrido, los vecinos habrían pagado 29,23 euros por el proyecto de urbanización», explicaba el coordinador general, el cual también ha hecho especial hincapié en que « este proyecto de urbanización el gobierno sólo lo impulsará si lo apoya una mayoría social amplia entre los distintos propietarios. [...] Habilitaremos un proceso de participación en los próximos días en el distrito de Rafalcaid para que los propietarios se pronuncien sobre esta propuesta»

Finalmente, el delegado de gestión Responsable ha querido destacar la labor que sus compañeros han llevado a cabo desde los diferentes departamentos, explicando que no ha sido un proceso fácil. «A ningún político le gusta llegar a una reunión de 200 vecinos a explicar que la solución está en pagar la última cuota. [...] Eso es el trabajo del político: el diálogo, el hablar, el dar la cara y el buscar recursos».