Un edificio de tres plantas se derrumba parcialmente en la Playa de Gandia


Eran sobre las 15.30 horas cuando un edificio de apartamentos de la Playa de Gandia se derrumbaba de forma parcial. El edificio, de tres plantas, no presentaba en principio problemas visibles de estructura, de hecho, estaba habitado en la tercera planta por dos jóvenes que tenían alquilado el apartamento. En la planta baja se encontraban dos obreros trabajando en labores de limpieza y adecuación y han sido ellos los que han podido avisar a los vecinos para que desalojaran antes del derrumbe




 

Un edificio de tres plantas se derrumba parcialmente en la Playa de Gandia

Eran las 15.30 horas, cuando el edificio de apartamentos Gregori, ubicado en la confluencia de las calles Islas Canarias y Mallorca, de la Playa de Gandia, se venía abajo de forma parcial. Se trata de un edificio de tres alturas, cuya construcción data de hace aproximadamente 45 años.#foto2der#

 

El edificio, en el momento del incidente se encontraba habitado en dos de sus plantas, por tres personas, que han podido salir del mismo instantes antes de que se produjera el suceso. Dos obreros que estaban realizando labores de limpieza en el bajo del mismo han podido avisar al vecindario y evitar así daños personales. Hasta la zona del siniestro se ha desplazado de forma inmediata el alcalde de la localidad, José Manuel Orengo, así como los responsables de seguridad ciudadana, Liduvina Gil, urbanismo, Jaume Borrás y la presidenta de la Junta de Distrito de la Playa, Mónica Richart. También se han desplazado Policía Local, Nacional, Bomberos y Ambulancias, que han dado asistencia a las personas afectadas por crisis nerviosas.

Los técnicos municipales han estado realizando la pertinente evaluación del edificio y han decidido a priori ordenar la demolición de parte del mismo, para garantizar la seguridad de la zona, una demolición que se espera se produzca durante las próximas horas.

Aunque los informes definitivos no estarán disponibles hasta los próximos días, todo apunta a que el mal estado de la estructura principal del edificio, que está realizada con pilares de ladrillo, forma habitual de construcción en la época en que se edificó, ha podido ser la causante del suceso, acelerado eso sí por las obras de limpieza y adecuación que dos obreros estaban realizando en los bajos del mismo