Un mapa acústico revela unos altos niveles sonoros en el Grau


El estudio, realizado durante pasado verano, arroja unos datos «relativamente preocupantes», tal y como ha declarado Vicent Mascarell, pues rebasan ligeramente los niveles de decibelios objetivos de la normativa valenciana. 




 

Un mapa acústico revela unos altos niveles sonoros en el Grau

Esta mañana, el coordinador general del Ajuntament de Gandia Vicent Mascarell y el ingeniero Juan Luis Aguilera presentaron el detallado estudio sobre los niveles sonoros del Grau de Gandia ─lo que se conoce como mapa acústico o de ruido─, realizado por Aguilera y su equipo durante los meses de julio y agosto de 2017 mediante la medición de ciertos enclaves estratégicos del distrito de la playa ─como por ejemplo, las zonas de mayor afluencia de tráfico o aquellos locales y hoteles en los que cobra especial importancia el ocio nocturno─.

Tal y como ha informado el coordinador general, la información arrojada por el meticuloso estudio refleja «unos datos relativamente preocupantes. Somos conscientes de que estamos en una ciudad turística y que se hizo la medición en el momento de mayor movimiento turístico de la ciudad». Es por eso que desde el gobierno local, según ha explicado Mascarell, se procederá a llevar a cabo un plan acústico, además de una comisión técnica que realice una constante evaluación y seguimiento de los diferentes niveles de decibelios recogidos en aquellos puntos estratégicos del Grau. 

Por su parte, Aguilera ha detallado minuciosamente todas las claves del mapa acústico llevado a cabo, revelando cuales eran las zonas de mayor problemática de la playa en cuanto a nivel de decibelios, así como las diferentes medidas captadas en las distintas franjas horarias.  Según ha hecho saber, la conclusión del estudio ha sido que, en toda la zona de la playa, se supera en más de diez decibelios el nivel objetivo de la legislación de la Comunitat Valenciana ─es decir, un máximo de 55 dBA para el periodo diurno (8h-22h) y un máximo de 45 dBA para el periodo nocturno (22h-8h) ─, habiendo además indicios de zona acústicamente saturada en la Plaça Castell y la Avinguda de la Pau.  

Es por eso que, a raíz de los datos aportados, se empezará a implementar un programa de actuación con el fin de localizar aquellos elementos que producen un mayor ruido, para así poder encontrar soluciones para atenuar y minimizar el mismo.