Los servicios municipales retiran 180 toneladas de restos de la ''Cremà''


Gandia inicia el dispositivo especial de limpieza de las alcantarillas de las zonas donde había fallas plantadas. Un total de 32 trabajadores han estado toda la noche para que la ciudad estuviera lista a las ocho de la mañana. El viento obligó a retirar las calles adornadas de las comisiones falleras de Beniopa y el Grau.




 

Los servicios municipales retiran 180 toneladas de restos de la

El concejal de Servicios Básicos a la Ciudadanía de Gandia Miguel Ángel Picornell, ha comparecido en rueda de prensa para hacer balance del dispositivo especial de limpieza de las fallas de 2018.


Picornell se ha mostrado satisfecho por los resultados del esfuerzo, tanto técnico como humano, que se ha hecho en materia de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos urbanos durante los días de fiesta a pesar de los problemas que ocasionaron las rachas de viento que obligaron a realizar intervenciones de manera no programada. En este punto el edil recordó que las calles adornadas de las comisiones de Beniopa y el Grau tuvieron que ser retiradas en su totalidad después de ser destrozadas por el viento.


En total, el departamento de Servicios Básico movilizó durante estos días un total de 32 trabajadores con tres palas mecánicas, tres camiones, dos máquinas barrenderas y dos cubas, que han conseguido que, a primera hora de la mañana de hoy, la ciudad se encontrara en perfectas condiciones. Entre los trabajos realizados la pasada noche, se han producido 60 movimientos de contenedores para ubicarlos en los lugares habituales y recogido cerca de 180 toneladas de restos que dejó la Nit de la Cremà.


A partir de hoy, Picornell ha informado que se inicia el dispositivo especial de limpieza de las alcantarillas de las zonas donde había fallas plantadas, para garantizar su normal funcionamiento. Una operación que se realiza cada año antes y después de fiestas con dos finalidades. En primer lugar que funcione bien la evacuación de agua el día de la cremà y en segundo término para sacar los restos de cartón que puedan haber obstruido los conductos.

Finalmente, Picornell ha agradecido a la Federación de Fallas y a las diversas comisiones su sensibilidad, tanto en la limpieza como en el reciclaje.