Asmisaf confecciona las pulseras de la Cursa de la Dona Delikia de Gandia


La organización encarga el detalle a una entidad que lleva más de 50 años trabajando por el bienestar y la inserción sociolaboral de discapacitados psíquicos. Los abalorios con el logotipo de la carrera, al igual que los trofeos, son una donación más de Bronces Jordà.




 

Asmisaf confecciona las pulseras de la Cursa de la Dona Delikia de Gandia

La Asociación Prominusválidos Psíquicos de la Safor (Asmisaf) es la encargada de confeccionar este año las pulseras conmemorativas de la XI Cursa de la Dona Delikia de Gandia. Desde hace unas semanas los usuarios del taller de inserción laboral elaboran este detalle por encargo del Club d’Atletisme Safor Delikia Sport, organizador de la carrera, en el centro de día y residencia que Asmisaf tiene en la localidad de Potries.

Los miembros de este taller, que elaborarán cerca de 7.000 pulseras, son Mila, Raúl, Salva, Mónica, Nuria, Ana, Óscar, Conchi, David y Elena, y la monitora que coordina el trabajo es Cristina Bertó. Las pulseras están hechas con hilo rojo, el mismo color que la camiseta de esta edición, y un abalorio con el logotipo oficial. Este último está fabricado por la empresa Bronces Jordà, cuyo gerente, Quico Jordà, los ha donado gratuitamente al club, al igual que los trofeos.
 

Con este encargo a Asmisaf, una entidad que lleva más de 50 años trabajando por el bienestar y la inserción de los discapacitados, la organización de la carrera sigue con su filosofía de involucrar al máximo número de colectivos en el evento social y deportivo más multitudinario de Gandia. Por otra parte, muchas chicas y mujeres de Asmisaf, tanto usuarias como trabajadoras, también participarán en la Cursa, que tendrá lugar el próximo domingo, 22 de abril.

Las pulseras se pueden comprar en los diferentes puntos de inscripción de la carrera al precio de 3 euros, y por otra parte es uno de los regalos que tendrán las mujeres inscritas en la Cursa, dentro de la bolsa de la corredora.
 
En la imagen, el presidente y la gerente de Asmisaf, Miguel Micó y Amparo Torres, con la monitora Cristina Bertó y parte de los usuarios que confeccionan las pulseras.