Gandia estrena nuevas señales y se prevé colapso de tráfico en horas punta


Ahora las señales de prohibido estacionar se instalan, en algunas calles, al principio de la vía y se eliminan las prohibiciones móviles. Por otra parte, la principal arteria de entrada a Gandia por la carretera de Albaida, la calle de Sant Vicent, queda solo con un carril lo que provocará que la rotonda de Charpa, en Benipeixcar, se colapse.




 

Gandia estrena nuevas señales y se prevé colapso de tráfico en horas punta

Este pasado mes de marzo, Gandia ha estrenado nueva señalización en lo que respecta al aparcamiento. Hasta ahora, las señales móviles para actos como Fallas o Semana Santa se colocaban por las calles, en diversos tramos, para alertar a los conductores de la prohibición de estacionar en días y horas concretos por el motivo que se exponía en el cartel.

Ahora, estas señales se han eliminado en las calles del Pare Carles Ferris y de Bairén, y han sido sustituidas por unas verticales al inicio de las calles donde, de forma móvil y plegable, se indica la prohibición, el motivo, los días y las horas.






Esto ha motivado que, ante el desconocimiento de la nueva señalización por parte de la mayoría de conductores, no se hiciera del todo caso a la prohibición habida cuenta que no ha sido publicitado. De la misma manera, la falta de costumbre de mirar la primera señal que hay en la calle advirtiendo de la prohibición ha generado confusión en algunos conductores que desconocían la misma al no ver las señales móviles a lo largo del recorrido por donde pasa el acto, procesión o evento.

Las señales, ahora están plegadas y con bridas, y en la leyenda no figura prohibición alguna, por lo que, en próximos actos habrá que estar pendientes de las mismas ante la sorpresa de la retirada del vehículo por los servicios de la grúa.


Colapso en Sant Vicent
Otro de los cambios en materia de señalización viaria ha sido la arteria principal de entrada a Gandia por la antigua carretera de Albaida. Hasta ahora y desde hace años, se prohibía estacionar de 8 a 20 horas los días laborales. Esta prohibición no solo ha desaparecido de la calle de Sant Vicent, en el tramo entre la rotonda de Charpa y la calle de Benicanena, sino que además se permite el estacionamiento todo el día de una treintena de vehículos.


Esta medida sería buena, según han comentado algunos “fósforos” de Cope-Onda Naranja en tanto en cuanto vendría a paliar la falta de plazas de aparcamiento que, con motivo de la ampliación de la ORA, ha restado plazas. No obstante, y a pesar de pocos meses de otro cambio con respecto a la parada de La Marina Gandiense, esta nueva señalización, ya se auguran un colapso en horas punta.




El hecho de haber solo un carril que absorba todo el tráfico de la avenida del Raval, colapsará la rotonda de Charpa, en Benipeixcar, cada vez que La Marina Gandiense recoja pasajeros y, además, el volumen de tráfico que entre las 8.30 y las 9 horas registra con los vehículos de padres que llevan a sus hijos a los colegios, también motivará grandes retenciones, al haberse quedado esta importante arteria de entrada a la ciudad con un carril solo.