Una vecina de Gandia consigue que condenen a quienes mataron a su perra


Una vecina de Gandia ha conseguido que el Juzgado de lo Penal haya condenado a dos cazadores que dispararon contra sus perras, matando a una y dejando malherida a otra.




 

Una vecina de Gandia consigue que condenen a quienes mataron a su perra

Una vecina de Gandia ha conseguido que el Juzgado de lo Penal haya condenado a dos cazadores que dispararon contra sus perras, matando a una y dejando malherida a otra.

Vicente M. B., de 77 años, y Emilio M. S., 73 años de edad han sido condenados como autores de un delito continuado de maltrato animal a 7 meses y medio de prisión y de privación del derecho a sufragio pasivo, así como  a 2 años de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga que ver con los animales, además de pagar conjunta y solidariamente 171 euros por los gastos veterinarios de la perra ''Kika'', 300 euros por el valor de la perra fallecida ''Lola'' y 1.000 euros en concepto de daños morales.

Loa condenados acudieron en sus respectivos coches a un coto de caza ubicado en la zona del Castellet de Murla (Alicante) al objeto de practicar  la caza deportiva, portando cada uno una escopeta. En las proximidades de una parcela privada se encontraban las perras Kika y Lola, propiedad de una vecina de Gandia. En un momento, las dos perras se acercaron a la zona de caza y los condenados, llevados por un ánimo depredador y sin justificación alguna, con manifiesto desprecio a toda norma establecida para el ejercicio de la caza deportiva, dispararon a los dos perros. Uno de ellos, abatió al menos con la aprobación del otro a la perra Lola e hirió gravemente a la otra, de nombre Kika.

El padre de la propietaria de los perros al oír los disparos acudió de inmediato y vio a uno de ellos escopeta en mano, Al recriminarles la acción no respondieron y se marcharon del lugar.

La perra fue llevada al veterinario más próximo, en Xaló. La otra perra, la abatida, no fue localizada hasta la tarde del 12 de noviembre, seis días más tarde de ocurrir los hechos, cuando fue hallada muerta y semienterrada en las proximidades del lugar.

Ahora, el juzgado de lo Penal ha condenado a ambos cazadores como autores de un delito continuado de maltrato animal.

Foto de Archivo