El bulevar de la Nazaret-Oliva a su paso por la playa de Gandia más cerca


La transformación de la carretera Nazaret-Oliva (CV-605) a su paso por Gandia es una antigua reivindicación de los vecinos y vecinas de la capital de la Safor que permitirá mejorar todos los accesos y ampliar el espacio verde en el tramo comprendido entre el acceso a la playa y la zona de las discotecas.




 

El bulevar de la Nazaret-Oliva a su paso por la playa de Gandia más cerca

Del proyecto, ya acabado, se conocen por fin todos los detalles. La vía es una de las principales arterias que atraviesa toda la playa de Gandia. La actual carretera Nazaret-Oliva a su paso por la playa de Gandia (CV-605) se transformará en una gran avenida, que permitirá el acceso a las diferentes calles con las que conecta. Se solucionará, entre otras cosas, la conexión de una de las zonas residenciales, Kentucky, con el resto del distrito a través de esta carretera.
 
La remodelación contendrá las siguientes actuaciones: la ampliación de la calzada de uno a dos carriles por sentido, nuevas intersecciones que regulen el tráfico, una intersección con la avendia del Nord hacia la playa regulada mediante semáforos, así como una intersección en cruz con la calle de Castella-Lleó mediante una nueva glorieta circular.
 
Al mismo tiempo, el plan contempla un arcén ciclista en uno de los tramos y el aumento de la seguridad con la introducción de pasos peatonales elevados. También se aprovechará la obra para cambiar la señalización de la vía, para sustituir la red de abastecimiento y remodelar el alumbrado y, por último, se procederá a colocar nuevos elementos de jardinería a partir del trasplante de especies existentes en la calzada y otras de la zona.





Una transformación necesaria

Jorge Rodríguez ya avanzó en su última visita a Gandia la intención de la corporación de que las obras comenzaran a principios de 2019. El área de Carreteras destinará 2,35 millones de euros a este proyecto sobre la carretera Nazaret-Oliva a su paso por la playa de Gandia (CV-605), uno de los más ambiciosos de la presente legislatura

La Diputación de València ha dado el paso definitivo. En los próximos días el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publicará la exposición pública de un proyecto, la transformación de la CV-605, que convertirá en bulevar la principal carretera de la playa de Gandia. Con este trámite, las obras sobre el terreno podrían comenzar a principios de 2019.



 
Así lo anunció ya el presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, durante su última visita a Gandia: “La redacción del proyecto está avanzada”. Ahora, con una asignación presupuestaria de 2.348.856,56 euros, el área de Carreteras de la corporación, dirigida por el diputado Pablo Seguí, afrontará una de las remodelaciones más ambiciosas de la legislatura.
 
Se trata de uno de los proyectos más demandados tanto por usuarios de la vía como por la propia corporación municipal, con quien el diputado ha mantenido conversaciones con el objetivo de desbloquear la obra y acometer una reforma que convertirá la carretera Nazaret-Oliva en un bulevar con más seguridad para conductores y viandantes, nuevas zonas verdes y renovación de luces y mobiliario urbano. Esta actuación ayudará a regular el intenso tráfico de uno de los puntos más conflictivos de esta localidad turística.
 
La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, ha aprovechado esta confirmación definitiva para poner en valor la gestión de la corporación que preside Rodríguez, ya que “no solo está repartiendo más ayudas a los municipios valencianos sino que además está posibilitando grandes inversiones como el bulevar, que nos ayudará a seguir convirtiendo Gandia en un lugar más amable y seguro para conductoras, viandantes y ciclistas”.