La Audiencia archiva definitivamente el ``caso de los despachos´´


El gobierno municipal de Gandia ha emitido un comunicado de prensa en el que muestra su satisfacción por el archivo de la denuncia presentada por miembros del anterior gobierno contra el actual por la forma en la que tomaron posesión de los despachos municipales el día de la investidura




 

La Audiencia archiva definitivamente el ``caso de los despachos´´

Se trata de una de las denuncias que interpusieron algunos miembros del anterior ejecutivo contra el actual por impedirles el acceso a los despachos que hasta la fecha de la investidura habían ocupado, según el PP, sin cumplir con la ley y falseando decretos y firmas, ahora, tal y como recoge el escrito remitido por el gobierno actual, parece que la Audiencia le da la razón al actual ejecutivo.Así lo han remitido en el comunicado de prensa que reproducimos a continuación
La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Valencia ha archivado definitivamente el 'caso de los despachos' al considerar que no hubo indicios de criminalidad en las actuaciones de la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, al principio de la legislatura. No sólo no hubo ningún acto delictivo sino que la Sala asegura en un auto demoledor contra el PP que las medidas que tomó la máxima autoridad municipal fueron "prudentes y diligentes".
Textualmente, el auto señala: "La nueva Corporación y sus responsables procedieron de manera cautelar y provisional para evitar alteraciones de documentación de la empresa pública. Se trata de una medida que en ningún caso se puede tachar de arbitraria. Por el contrario, es una actuación prudente si se pretende asumir la nueva responsabilidad sin cargas desconocidas para su eventual ilegalidad o irregularidad ". 
La Justicia, con esta nueva resolución que se ha notificado hoy, da la razón por tercera vez a la alcaldesa y avala una vez más las decisiones tomadas por el gobierno municipal los días después de la investidura, las cuales, además de ser necesarias y urgentes, eran correctos.La máxima autoridad municipal dio la orden de cerrar despachos para proteger información de una empresa pública "que el PP saqueó, y de lo que no quería que la ciudadanía se enterara". Según Morant, "queríamos salvaguardar todos los documentos y expedientes, y la información que había en ordenadores, que delataba el entramado de gran parte del daño económico que el PP había ocasionado en 4 años. Y, gracias a esa salvaguarda de la documentación, estamos enterándonos de todos sus 'pufo', que ellos no querían que conociéramos ".
La resolución de la Audiencia desmonta cada una de las acusaciones del PP. En primer lugar, asegura que no hay coacciones: "Se observa la inexistencia de indicios racionales de los distintos episodios denunciados (caso de la prohibición de acceso del exalcalde en su despacho); bien la ausencia de gesto violento ilegítimo de presión aunque en la comprensión de la tensión derivada de la negativa al uso de dependencias oficiales por personal que aparece contratado en una empresa pública las oficinas de las que no se encuentran en la planta segunda del edificio municipal, afectos a Alcaldía ".
Asimismo, la Sala también remarca que no hubo falsedad documental: "En ese momento, la alcaldesa no tenía aún firma digital para poder incorporar los Decretos y Órdenes en el sistema 'Gestiona' de la entidad local. La firma la obtuvo al día siguiente, quedando así justificada la disparidad de fechas entre la manual y digital ". Tampoco hubo prevaricación. Y respecto a la acusación de revelación de secretos, el magistrado expresa que no está acreditado "que ese fin de semana se hubiera accedido de forma ilegal a los equipos informáticos de los querellantes ni que hubiera verbena ninguna información".
El Juzgado de Instrucción número 3 de Gandia, en un auto del 14 de febrero de este año, ya desestimó "íntegramente" el recurso de reforma sobre el archivo inicial de la querella, un recurso que fue interpuesto por el anterior alcalde Popular, Arturo Torró, y por su equipo, formado por Gonzalo Morant, Cristina Serrano, Carlos Moncho, Dolores Moncho y Alba Frasquet, contra la alcaldesa de Gandia, el secretario y otros miembros del gobierno municipal. Ya en el auto que se dio a conocer el 19 de febrero, la juez ya destacaba que no cabe estimar el recurso contra el archivo.
La alcaldesa de Gandia indicó hoy que no sólo ha quedado probado que la querella del PP era "un montaje que pretendía desprestigiarme" sino que la Justicia "ha llegado a afirmar que lo que hice fue el correcto dadas las circunstancias ". Morant lamentó el tiempo perdido por culpa de los anteriores gobernantes y dijo que "el tiempo pone a todo el mundo en su sitio. Y ahora -insiste-, una vez más, se ha demostrado que yo no soy como ellos. Yo he venido a la política a mejorar la vida de nuestros vecinos y, con mi equipo de gobierno, no sólo estamos devolviendo la reputación económica y moral de este ayuntamiento que el PP ensució y arruinó, sino que, con honestidad, sensatez, transparencia y sentido común, estamos haciendo de Gandia una ciudad responsable y sería ".
El auto es firme, por lo que ya no cabe la interposición de ningún recurso.