Papes Safor, de Miramar, es adquirida por una empresa navarra de aperitivos


La famosa fábrica de las Papas Aitana, referente en el sector, ha sido vendida a la navarra Apex (Aperitivos y Extrusionados SA) como antes lo hicieran otras marcas valencianas conocidas. Con una facturación de 5 millones de euros, la nueva mercantil mantendrá la treintena de puestos de trabajo de Miramar.




 

Papes Safor, de Miramar, es adquirida por una empresa navarra de aperitivos

Papes Safor, S.L., empresa radicada en el polígono de Miramar y conocida ''mundialmente'' por la elaboración de las artesanas Papas Aitana, ha sido adquirida en su 100% por un grupo navarro dedicado también al mundo de los aperitivos. Las negociaciones se iniciaron a primeros de año y se han llevado en secreto habiendo culminado con un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Entre los socios de Papes Safor, empresa fundada en 1992, estaban el distribuidor Jesús Puchol, Francisco Moragues, Carmen Castaño y Román García Noguera. Es éste último quien continuará al frente como gerente, según ha trascendido tras la operación.

Por lo que respecta a la plantilla de trabajadores de Papes Safor, la nueva empresa, la navarra Apex (Aperitivos y Extrusionados SA), ha señalado que mantendrá la treintena de puestos de trabajo que actualmente hay en la mercantil milamarina. Es más, no descartan invertir más dinero para explorar nuevos productos que puedan salir de la factoría de la Safor.

Con una facturación el pasado ejercicio que superó los cinco millones de euros, Papes Safor, estaba en la lista de intereses de Apex tras haber culminado otras operaciones de compra como sucedió con las Papas Vicente Vidal. De hecho Apex ha experimentado un incremento brutal de su facturación como consecuencia de sus nuevas adquisiciones y espera alcanzar la cifra de los 75 millones de euros en ventas.

Papes Safor ha sido gracias al esfuerzo, trabajo y calidad, una empresa referente en el sector de los aperitivos, siempre buscando, analizando y consiguiendo las mejores materias primas para la elaboración de sus patatas chips y los snacks. Desde sus instalaciones en Miramar, con 2.700 metros cuadrados distribuidos en varias naves, han sido meticulosos a la hora de conseguir el mejor producto, tanto en calidad como en seguridad alimentaria, llegando a convertirse en su meta principal sin olvidar seguir trabajando para mejorar día a día.

No en balde, Papes Safor está en posesión de la certificación en la Norma I.F.S. (Internacional Food Estándar) que les avala como empresa seria y responsable con el producto y la gestión. Todo un reconocimiento a la calidad en la empresa de manera integral. Ahora, cambia de manos pero no de producto ni esencia.

El Grupo Apex, empresa de Ribaforada, es un referente a nivel nacional en la fabricación y comercialización de patatas fritas, snacks y especialidades de frutos secos, con sus marcas Aspil, Vicente Vidal y Marinas, refuerza ahora su mercado con la adquisición de Papes Safor.