Cáritas Gandia atiende a más de medio millar de menores de edad en 2017


Rafael Sala, presidente de Cáritas Interparroquial de Gandia y su director, Eduardo Mahiques, han dado a conocer el balance anual de la entidad. Un 4% de las familias atendidas llevan varios años solicitando algun tipo de ayuda a Cáritas.




 

Cáritas Gandia atiende a más de medio millar de menores de edad en 2017

El presidente de Cáritas Interparroquial Gandia, Rafael Sala, y el director de la entidad, Eduardo Mahíques han dado a conocer hoy en la sede de la calle Duc Carles de Borja, 15 de Gandia, el balance anual de actividades de la entidad correspondiente a 2017.

Más allá de cifras y datos que siempre suelen parecer fríos, la realidad que esconden los mismos demuestra la capacidad de acción y actuación que tiene Cáritas para atender al prójimo.

Rafael Sala ha hecho referencia al Papa Francisco cuando señala que ''no hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza. (24 de mayo de 2015, Laudato Si’, no. 139)

Eduardo Mahiques Estruch ha hecho un repaso exhaustivo a todo aquello que desde la entidad se ofrece a diario, y ha narrado situaciones humanas y curiosas como una menor que tenía problemas de visión y con ayuda y voluntariado se ha conseguido que pudiera estudiar y obtener matrículas de honor. O el casi de los más de 60.000 kilos de comida repartidas durante todo el pasado año 2017. Son tres tráiler enteros gracias a la colaboración de numerosas personas particulares y colectivos y entidades que, con sus campañas y acciones, han aportado esta comida para que Cáritas la pudiera repartir. En definitiva, muchas actividades que van desde la ayuda básica a la alfabetización digital, la búsqueda de empleo o la atención que puedan necesitar.

Pero hay dos hechos significativos que han sido destacados. Por una parte, el número de familias españolas que piden ayuda en Cáritas es similar al de familias extranjeras. Esto no ocurría hace unos años, cuando la población extranjera era superior. Por otra parte, un 48% de las familias que acude a Cáritas, lo viene haciendo desde hace varios años, esto significa que están ''cronificando'' su pobreza, de la que cada vez resulta más complicado salir.
Se ha destacado también que en el servicio del Economato, Cáritas Gandia ha atendido en el último año a 390 familias, un 24,5% menos que en 2016. En este programa de Cáritas se da la circunstancia que el número de españoles (204) es superior al de extranjeros (186).
En cuanto al perfil que se acerca hasta Cáritas, continúa siendo la mujer la que más busca ayuda. 570 del total de familias atendidas están encabezadas por mujeres mientras que 216 por hombres. La mujer continúa siendo la figura más fuerte, la que sale en busca de ayuda y la que lucha para sacar la familia adelante. Del total de personas atendidas, casi 600 son menores de edad.
Ahondando en el perfil, cabe destacar que hay cuatro tipologías que casi en la misma cifra, se acercan a Cáritas: mujeres solas con hijos, parejas jóvenes con hijos, personas solas y ancianos con hijos acogidos en su vivienda. ¿Qué buscan en Cáritas estas personas?  Principalmente alimentos. Después, cubrir otras necesidades básicas como ropa y calzado, gastos sanitarios o pagar su vivienda, alquiler o suministro eléctrico.
Conseguir un empleo es otra prioridad  pero también buscan ser escuchados, una persona amiga a la que contar sus problemas, y apoyo sicológico.
El Centro de Atención Integral, el CAI, atendió en 2017 a 60 personas en su acompañamiento en el itinerario individual de inserción. Son las personas que residen en el centro de forma permanente por periodos de tiempo.
Si tenemos en cuenta las personas que hacen uso de las instalaciones como un Centro de Día, hasta 341 personas fueron atendidas en el último año. De estas, 314 eran hombres y 27 mujeres. Cada vez más hay más mujeres que hacen uso de este servicio. Destacamos los más de 6000 desayunos; otras 6000 meriendas y cenas; las más de 7000 comidas ofrecidas; las más de 5000 duchas contabilizadas o 1000 servicios de lavandería.

Por primera vez en 2016 se construyeron casetas para los perros de los beneficiarios del CAI. Ya que dentro de las instalaciones no pueden entrar animales y tampoco dormir en las habitaciones, se habilitaron dos casetas para que los usuarios aceptaran quedarse en el CAI y recibir atención personalizada. En 2017 se ha alojado hasta 7 perros.

Cáritas Gandia dispone de un pequeño local en la calle Mayor donde un peluquero voluntario ha cortado el pelo a 35 beneficiarios del CAI en el último año.
En cuanto al programa de Empleo, se ha atendido a 164 personas, que han realizado un total de 251 consultas. También en este caso el número de mujeres es superior al de hombres (127 mujeres frente a 37 hombres).
Aunque la mayoría de las personas del programa de empleo tienen estudios básicos, destacamos los 21 licenciados y 7 diplomados. En estos casos, suelen ser refugiados que huyen de casos de violencia de género o están amenazados de muerte.
Un año más, Cáritas Gandia da clases de apoyo escolar a los niños. Durante 2017 se han atendido a 9 niños (7 de primaria y 2 de secundaria). Son niños con necesidades educativas cuyo colegio les ha hecho una adaptación curricular. En Cáritas se trabaja con estos niños de forma conjunta con los profesores y padres.
Todo esto es posible a los 11 trabajadores, 174 voluntarios y 20 personas que han realizado servicios a la comunidad con los que contó Cáritas Gandia en 2017.