Condenan a Rispac Gestió por no pagar el canon del centro Roís de Corella


El anterior gestor del polémico y deficitario centro deportivo gandiense, pretendía no pagar el canon que adeudaba de 42.000 euros con el pretexto de un acuerdo verbal entre Rispac Gestió y el Ayuntamiento de Gandia. Los testigos desmontan la versión del empresario al que se le reclamó la deuda por primera vez el 26 de marzo de 2015.




 

Condenan a Rispac Gestió por no pagar el canon del centro Roís de Corella

La jueza del número 5 de Gandia, ha condenado a la empresa Rispac Gestió SL al pago de los 42.000 euros del canon adeudado por el arrendamiento del centro deportivo Roís de Corella. En marzo y octubre de 2015 se le requirió el pago extrajudicial y no hizo caso. Ahora, tras ser demandada la empresa por poarte del Gobierno de Gandia, ha pretendido no pagar aduciendo que hubo un acuerdo verbal entre el ayuntamiento. La contable de IPG, el gerente y el concejal Vicent Gregori, desmienten la versión y condenan a la empresa al pago.

Cabe recordar que el Centro Roís de Corella tras construirse se encomendó la gestión del mismo a la empresa pública Iniciatives Esportives de Recreació i Oci Gandia SL, que fue quien explotó el centro desde su apertura en mayo de 2010 hasta octubre de 2011.

La empresa pública de Deporte, creada en 2007, comenzó a ocuparse del centro Rois de Corella desde su inauguración en mayo de 2010 hasta octubre de 2011. Esta empresa pública deportiva, visto el déficit que provocaba la gestión y explotación del centro, decidió externalizar el Rois de Corella.

El 10 de octubre de 2011, la empresa Rispac Gestió SL se quedó la licitación del centro por un contrato de 12.000 euros anuales más IVA por dos años y prorrogables otros dos más.

Rispac no pagó el canon y por ello el Gobierno de Gandia, el 18 de mayo de 2015 decidió por unanimidad dejar sin efecto la encomienda de gestión integral a Rispac, careciendo de competencia para su renovación y se le comunicó que debía devolver la posesión de las instalaciones el 13 de octubre de 2015.

La sentencia pone de manifiesto que la falta de pago y el aumento de la deuda hasta 42.000 euros, así como los infructuosos intentos de cobro extrajudicial realizados el 26 de marzo de 2015 y 6 de octubre de 2015.

La empresa, Rispac Gestió SL, adujo en el juicio que había un acuerdo verbal para que no pagara el canon hasta que una nueva empresa se hiciera cargo del centro deportivo. En la sesión judicial, la contable relató ''con objetividad y sin fisuras'' que emitía las facturas mensuales a Rispac y que no le constaba ningún acuerdo verbal. Por su parte, el técnico adscrito al departamento jurídico de IPG, explicó en el Juzgado que cuando tomó posesión del cargo como gerente ''nadie le indicó la existencia de ningún acuerdo de condonación de deudas''. Y el tercero en cuestión, el concejal Vicent Gregori confirmó ante el tribunal que ''no tenía constancia de pacto alguno sobre la condonación'' de las deudas.

Por ello, el juzgado ha condenado a Rispac Gestió SL, al pago de 42.000 euros más intereses y al pago de las costas judiciales.

Ayer, el responsable de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Gandia, Salvador Gregori valoró esta sentencia y destacó que el Gobierno sí reclama el canon y las deudas a las empresas.

Escucha aquí al coordinador de Economía Salvador Gregori


Por su parte, el concejal del PP en Gandia, Guillermo Barber contestó al coordinador de Economía al que calificó de ''concejel B'' acusándolo de difamar porque la sentencia deja claro que no hubo acuerdo para condonar la deuda.

Pincha aquí para escuchar a Guillermo Barber