Dos mujeres detenidas por robar a ancianos en Gandia abrazándolos


Hasta 17 hurtos al descuido les imputa la Policía Nacional a estas dos mujeres ahora detenidas tras sorprenderlas en la zona de Castelló después de haber perpetrado robos en Gandia y Murcia mediante el procedimiento del ''abrazo cariñoso''.




 

Dos mujeres detenidas por robar a ancianos en Gandia abrazándolos

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos mujeres como autoras de, al manos, 17 hurtos al descuido a personas de avanzada edad. Los hechos delictivos se produjeron en diversos municipios, entre ellos Gandia, Benicàssim y Vila-real. De hecho, se presume que puedan pertenecer a una banda debidamente jerarquizada, pues se les buscaba por hechos similares en diversas localidades españolas entre ellas, la capital de la Safor, Cartagena (Murcia) o Benicàssim y Vila-real (Castelló).

El modus operandi casi siempre era el mismo, acercarse a hombres de avanza edad y sustraerles objetos de valor mediante el método rápido y silencioso del denominado ''abrazo cariñoso''. Las detenidas se acercaban a las víctimas y tras pasarles la mano por el hombro, les acariciaban, entablaban una conversación de tintes sexuales y poco a poco invadían, ante el estupor y la sorpresa de los hombres mayores, su espacio personal hasta que, en cuestión de segundos y sin percatarse, se apoderaban de relojes, medallas, anillos, carteras o cualquier objeto de valor que llevaran.

En estos hurtos al descuido, las ladronas no suelen utilizar violencia, aunque alguna víctima ha resultado herida por alguna caída al presagiar que le estaban embaucando o intentar zafarse de ellas al ser descubiertas sus intenciones.

En Gandia han sido varios los ancianos que han sido víctimas de estos robos por el procedimiento del ''abrazo cariñoso''. Al haberse presentado denuncias, los agentes ya andaban sobre la pista de las mujeres y la organización o bien las cambiaba para que la apariencia física no fuera detectada por los agentes o bien las destinaba a otra localidad. El aumento de las denuncias también les suponía a esta banda organizada que la zona de actuación estuviera ''quemada'' y se trasladaran por toda la geografía española.