Oliva celebra el tradicional día del Sereno


Unión y tradición en una nueva edición del Día del Sereno el próximo día 27 de julio




 

Oliva celebra el tradicional día del Sereno

El Día del Sereno, es una actividad dirigida al colectivo más joven de nuestra ciudad y visitantes. Está prevista una participación de alrededor de 600 niños / as. Esta nueva edición se llevará a cabo el próximo viernes día 27 de julio.
Esta tradición fue recuperada por el Ayuntamiento de Oliva y, desde ese momento, cada año a finales del mes de julio se conmemora este acto en el que participan tanto niños como ancianos. Los actos de este año se llevarán a cabo en la playa de Oliva, en torno a la puesta de la Cruz Roja en la zona de Aigua Blanca.
La concentración de participantes está prevista a las 20 horas, mientras que el reparto de los melones con que se confeccionarán más tarde los farolillos (serenos), las velas y las cuerdas, se realizará a partir de las 20:15 horas. A las 20.30h se realizarán talleres prácticos para decorar farolillos y, alrededor de las 21.00, está previsto que todos los participantes en este Día del Sereno ensayan las canciones típicas y propias de esta tradición. Finalmente, a las 21:30, se realizará un pasacalle de todos los participantes, acompañados por música, por varias calles de la playa de Oliva.
Esta actividad está pensada para llenar el tiempo libre de los niños / as en la temporada de verano. Reencontrar tradiciones populares y así testimoniar las diferentes formas de llenar el tiempo libre que tenían nuestros antepasados. Se trata de una actividad con mucha tradición en nuestra playa. Es de vital importancia ya que aparte de su carácter lúdico, también impulsa el trabajo en común y en equipo, ya que fomenta la unión entre los padres y los niños que comparten la elaboración conjunta de los diversos "farolillos". Se trata de invitar a todos aquellos que quieran vivir una jornada única en nuestra comarca.
El único requisito para participar en este Día del Sereno, es llevar una cuchara y un cuchillo para confeccionarlo. Una vez repartido todo el material, todos los asistentes podrán confeccionar su farol. Se trata de una actividad donde los niños y también los padres disfrutan mucho. Los pequeños para que aprenden a realizar los serenos y los ancianos para que recuerden su infancia.