Los Bomberos no tuvieron orden de salir hacia Gandia hasta el día siguiente


Había más coordinadores que Bomberos en el incendio. La descoordinación en el incendio de Llutxent que ha afectado a la Safor fue tal que hasta 14 cuerpos diferentes recibían órdenes entre sí. Los sindicatos denuncian que había más coordinadores que Bomberos en el incendio y han pedido la dimisión del director de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel.




 

Los Bomberos no tuvieron orden de salir hacia Gandia hasta el día siguiente

El incendio de la Safor se pudo minimizar. Eso es lo que se desprende de las denuncias que, desde diversos sindicatos de Bomberos han hecho una vez sofocado el incendio de Llutxent y que afectó a 3,200 hectáreas y 7 términos municipales. Ahora , el Sindicato Profesional de Policía Local y Bomberos (SPPLP), la CGT, la Intersindical Valenciana, la CSIF y el Sindicat Valencià Republicà han pedido la dimisión del director de Emergencias de la Generalitat, José María Ángel, por el ''desastre'' a la hora de gestionar el incendio.

Los sindicatos han denunciado que, en el Puerto de Mando Avanzado había ''más coordinadores que trabajadores'' y han recordado que se creó al Agencia Valenciana de Emergencias para ''unificar cuerpos'' y se ha convertido en un ''nuevo cortijo y agencia de colocación''.


No en balde, aseguran los efectivos contra incendios en el caso que nos ocupa ''había hasta 14 cuerpos distintos trabajando en el incendio'' y eso conlleva a 14 directrices y 14 comunicaciones diferentes porque ''muchas veces ni las mismas comunicaciones, procedimientos o vehículos'' los tienen todos por igual. De hecho, una de las preguntas que más preocupó ayer fue si la situación de tanto cuerpo diferente y tanta directriz y tantos coordinadores pudo haber impedido la rápida extinción del incendio, a lo que contestaron afirmativamente. Es más, los Bomberos del Consorcio Provincial no tuvieron la orden de salir hacia Gandia hasta el día siguiente de que el fuego fuera declarado.



Este desastre en la Safor debería servir para que aprendieran los políticos y las competencias, en situaciones de emergencia, las asumiera solo un mando y que todos contaran con los mismos equipos, cosa que está a años luz de conseguirse, según señalaron.


La denuncia no es baladí máxime cuando ya en Cope-Onda Naranja una vecina narró y contó día a día cómo vivió el avance del incendio, y cómo nadie hizo caso hasta que ya fue demasiado tarde. Escucha el testimonio de Julia Gema cuando, tres horas antes, ya alertaba del peligro del fuego. (pincha aquí para escucharla)