La Policía Local de Gandia retira decenas de sobrillas de la playa


El año pasado ya advirtió de la ordenanza y días pasados se incautaron de decenas de sombrillas cuyos dueños las utilizaban para reservar el domino público.




 

La Policía Local de Gandia retira decenas de sobrillas de la playa

La Policía Local de Gandia ya advirtió en anteriores ocasiones que, en cumplimiento de la ordenanza de Playas, no se puede dejar la sombrilla ni sillas o mesas para reservar el espacio de dominio público como es la playa de Gandia. El periódico gratuito líder en la comarca, 7yMedio Noticias, ya lo sacó el año pasado así como el vídeo de una persona que retiró una sombrilla y la echó al camión de desechos porque su dueño no estaba. Lejos de cesar esta actividad, los turistas que de buena mañana plantan sus sombrillas y se marchan se han llevado estos días un chasco. Como dice la propia Policía Local, que viene el lobo y vino.



Días pasados los agentes, en cumplimiento de la ordenanza realizaron una inspección por la primera línea de playa y constataron que entre las siete y las nueve de la mañana decenas de sombrillas, sillas y mesas están posicionadas en la primera línea de la playa reservando el sitio para cuando los turistas o bañistas acudan a ella que suele ser a partir de las 11 horas.
Los agentes se percataron de quienes la tenían colocada y estaban bañandose o quienes estaban debajo de ellas, pero no así las que estaban ''abandonadas'' a la esper de que sus dueños a media mañana las utilicen.


Esta situación de los ''sombrilleros'' se ha dado en muchas playas de España. En unas aguardan a que pasen los efectivos de limpieza y es la propia policía la que controla la ''apertura'' de la playa para colocar las sombrillas. Pero lo que está claro es que la ordenanza de Gandia prohíbe dejarlas y marcharse por lo que los agentes procedieron a su incautación.
Las sombrillas y sillas fueron decomisadas y trasladadas al Retén de la Policía Local de Gandia en la playa a la espera que sus dueños acudan a por ellas y puedan acreditar su titularidad.