La basura de Oliva y Gandia tendrá que ir a Benidorm a partir del 14 de julio.


La basura de Oliva y Gandia tendrá que ir a Benidorm a partir del 14 de julio, así al menos lo confirmaba esta misma mañana fuentes de la Consellería a los servicios informativos de Cope Onda Naranja. Esta decisión se ha tomado por parte de la Consellería después de que el consejo de administración de la planta de transferencia de Denia anunciara que a partir del 14 de julio no aceptaría más basura de la Safor, basura que viene acogiendo dede que a finales de enero se cerrara la planta de Ador. Ante este anuncio, el concejal de medio ambiente de Gandia, Joan Francesc Peris, ha asegurado no tener confirmación oficial de la noticia y haberla conocido a través de los medios de comunicación. Peris se ha mostrado bastante contrariado ante esta posibilidad, por entender que no es la mejor solución al problema de la recogida de basura de la Safor, ya que de confirmarse el destino de Benidorm para la basura de Oliva y Gandia, se aumenta la distancia a recorrer por parte de los camiones de 30 a 90 kilómetros diarios, lo que supone un importante incremento del coste energético, humano y económico del servicio de basura que pagamos los ciudadanos. Una situación que podría ser insostenible, sobre todo si tenemos en cuenta que según los informes de la empresa pública de gestión de los residuos sólidos, Denia tiene capacidad más que sobrada para transferir la basura de los dos municipios de la Safor.




 

La basura de Oliva y Gandia tendrá que ir a Benidorm a partir del 14 de julio.

El alcalde de Gandia, José Manuel Orengo ha informado de que el Ayuntamiento recurrirá la sentencia que da la razión al Arzobispado de Valencia respecto a la titularidad de la plaza y el centro cívico de Marxuquera.

Al parecer, estos terrenos figuran como terrenos propiedad de la entidad religiosa en un documento que data de 1953, no obstante, esta parcela y los edificios que en él se ubican figuran como propiedad municipal en diversos documentos con fecha de 1974.

El alcade de la ciudad, no renuncia a recuperar la titularidad de esta zona de Marxuquera, pero de no lograrse un resultado favorable por parte de los tribunales, también se ha contemplado la posibilidad de conmutar estos terrenos al Arzobispado, con otros de caracter municipal ubicados en el Grao de Gandia.