El Consell Agrari de l'Alqueria aprueba la creación de un banco de tierras


Desde el consistorio que preside Salvador Femenía, se señala que el abandono de tierras incrementa el riesgo de incendio; la proliferación de plagas y roedores; contribuye a la erosión del suelo y a la pérdida de superficie agrícola útil; y, además, genera un impacto ambiental y paisajístico negativo.




 

El Consell Agrari de l

El Consell Agrari de l'Alqueria de la Comtessa, en sesión ordinaria, aprobó adherirse al proyecto de crear un banco de tierras municipal. Esta iniciativa de la Diputació de València tiene como objetivo reducir y paliar el abandono de parcelas rústicas, así como los problemas ambientales derivados de esta dejadez.

El abandono de tierras incrementa el riesgo de incendio; la proliferación de plagas y roedores; contribuye a la erosión del suelo y a la pérdida de superficie agrícola útil; y, además, genera un impacto ambiental y paisajístico negativo.

Para evitar estos inconvenientes, el Consell Agrari local requiere que el ayuntamiento ponga en marcha un registro que facilite la relación entre los propietarios de tierras aptas para la explotación agrícola y las personas interesadas en su cultivo. En definitiva, se trata de un instrumento de contacto entre la oferta y la demanda de parcelas rústicas del término municipal de l'Alqueria de la Comtessa.

Los propietarios que soliciten incluir sus terrenos en el banco de tierras tendrán que darlas de alta enel ayuntamiento. Estos datos solo podrán ser consultados por las personas interesadas en su explotación. Así mismo, los acuerdos económicos, el periodo de tiempo y otras condiciones son libres entre las dos partes.

''A pesar que la creación del banco de tierras todavía no está aprobada por el pleno municipal, sí que tenemos en cuenta la importancia de esta iniciativa que nos han llevado el Consell Agrari del pueblo, y que está impulsada por la Diputació de València. Se trata de un proyecto importante para incentivar a los propietarios de tierras abandonadas a cederlas o alquilarlas a terceras personas que quieran cultivarlas. Con este registro conseguiremos un buen impacto económico y medioambiental'', señala Salvador Femenia, alcalde de l'Alqueria de la Comtessa.