Aigua Blanca IV y Canyades-I ya son urbanizaciones legales de Oliva


Tras décadas de no regularizarse la situación, el pleno de Oliva y la actitud colaborativa de los propietarios afectados, ha permitido cerrar uno de los capítulos negros del urbanismo en la Ciudad de los Centelles.




 

Aigua Blanca IV y Canyades-I ya son urbanizaciones legales de Oliva

En el último pleno celebrado por la Corporación Municipal olivense dos urbanizaciones muy significantes para Oliva dieron un paso de gigante en el restablecimiento de su normalidad administrativa y jurídica. Mediante la fórmula de la convalidación (art. 52 de la Ley 39/2015) se procedió a la regularización ''a posteriori'' de la situación irregular que presentaban, tanto Aigua Blanca IV como Canyades 1, ambas en la playa de Oliva.

Por un lado, la famosa urbanización Aigua Blanca IV presentaba una situación mucho más grave, dado que se desarrolló sin haberse aprobado un documento tan importante (desde el punto de vista urbanístico, administrativo y jurídico) como es el Plan Parcial. Es decir, que los proyectos de urbanización y reparcelación de este sector se aprobaron sin que, previamente, se hubiera dado luz verde al instrumento de ordenación necesario. Una irregularidad que podría haber dado lugar en la declaración de nulidad de todo el proceso urbanizador de este sector.

Si no ha sido así, es por la actitud colaborativa de los propietarios de suelo de este mismo sector. Unos propietarios que, a pesar de que pagaron en su día un Plan Parcial que nunca fue tramitado ni aprobado por el Ayuntamiento de Oliva, han tenido la buena voluntad de facilitar las cosas para que este proceso urbanizador (iniciado hace ya 16 años) pueda ver pronto su final.

De esta forma facilitaron la aprobación extemporánea del Plan Parcial de su sector en fecha 27 de octubre de 2016. Y con la misma actitud colaborativa han hecho posible la convalidación de los proyectos de urbanización y reparcelación, la cual tuvo lugar el pasado 7 de septiembre, mediante el correspondiente acuerdo plenario.

En este acuerdo tomado en el Pleno de Oliva se convalidaron todos los documentos que se requerían para la aprobación previa de un Plan Parcial, salvo el acuerdo de Junta de Gobierno Local de fecha 16 de diciembre de 2008, de aprobación del controvertido modificado (BOP 16-01-2009), que fue símbolo, durante años, del antagonismo entre los propietarios y su administración local. Modificado que el informe de los servicios técnicos municipales de 13 de septiembre de 2013 demostró que fue muy deficiente, por las graves discrepancias que presentaba respecto a la obra realmente ejecutada.

Por otro lado, la urbanización Canyades 1 también presentaba importantes problemas como consecuencia de su incorrecta tramitación.

El Plan Parcial de Canyades 1 (a diferencia de Aigua Blanca 4) sí que fue aprobado por el Ayuntamiento de Oliva, en fecha 30 de septiembre de 2004. Pero nunca fue publicado. Lo que significa que este instrumento de planeamiento (el Plan Parcial) no tenía la eficacia legal necesaria para su cumplimiento y desarrollo. Razón por la cual todos los documentos técnicos dependientes del mismo (proyectos de urbanización y reparcelación) no tenían la cobertura jurídica adecuada en el momento de su aprobación.

Así las cosas, en el acuerdo tomado en el último pleno olivense del 7 de septiembre se procedió a convalidar todos los documentos que requerían la aprobación previa de un Plan Parcial, con lo cual se procedió a la regularización de este sector.