Una quema agrícola peligrosa y APEIF-la Safor esperando promesas incumplidas


De nuevo jugando con fuego y sin escarmentar. Una quema agrícola de grandes dimensiones era visualizada ayer por los voluntarios de APEIF-la Safor. Gracias a su labor se pudo saber mientras siguen esperando las promesas incumplidas por parte de los políticos de turno.




 

Una quema agrícola peligrosa y APEIF-la Safor esperando promesas incumplidas

Este fin de semana lo han vuelto ha hacer. No hay escarmiento tras el incendio sufrido el pasado mes de agosto en la Safor. Aunque fuera por causas naturales, cada año a consecuencia de las negligencias de algunos labradores, jóvenes o mayores, arden en España miles de hectáreas. Y aunque luego sean acusados de un delito ecológico, la madre naturaleza ya no la devuelve nadie y las consecuencias son imprevisibles.
En la Safor, de nuevo ha vuelto a ocurrir. Una quema agrícola de grandes dimensiones era detectada en la mañana de ayer por voluntarios de la Asociación de Prevención y Extinción de Incendios Forestales (APEIF-la Safor). Se trataba de una monumental quema de restos agrícolas entre las vías del ferrocarril Gandia-València y la carretera N-332. Quema agrícola que, tras divisarla, se informó sobre ella. Una vez más, han recordado desde APEIF, sus voluntarios continúan ejerciendo su labor preventiva y voluntaria esperando las promesas incumplidas hechas por los políticos.