Diez menores intoxicados por una fuga de cloro en la piscina de Oliva


Además de la decena de menores hay dos personas más que tuvieron que ser atendidas en el servicio de Urgencias del hospital comarcal Francesc de Borja de Gandia. Todo apunta a una fuga de cloro que se investiga bien por un error en la maquinaria que mezcla el producto químico bien por un fallo humano. Las instalaciones quedaron clausuradas ayer tarde.




 

Diez menores intoxicados por una fuga de cloro en la piscina de Oliva

Una decena de personas tuvo que ser atendida durante la tarde-noche de ayer a consecuencia de una fuga de cloro detectada en la piscina municipal cubierta del polideportivo de Oliva. La mayoría de los afectados fueron menores de edad que estaban en ese instante en el interior del vaso de agua, quienes presentaban irritación en la piel, los ojos, dificultades para la respiración e incluso algunos náuseas y vómitos. Dos de los atendidos tuvieron que ser derivados al servicio de Urgencias del hospital comarcal Francesc de Borja para que fueran atendidos. El resto, recibió atención sanitaria en el centro de salud Jaume Roig de Oliva. Nada más ocurrir los hechos, el alcalde de Oliva David González junto con la Policía Local se personaron en las instalaciones y se decretó su cierre así como la apertura de una investigación para esclarecer lo ocurrido. Hasta las instalaciones deportivas acudieron diversas ambulancias así como agentes de la Guardia Civil y Bomberos de Oliva. Se evacuaron las instalaciones por precaución hasta que se detectó el motivo, que todo apunta a una fuga de cloro, bien a consecuencia de un fallo en la maquinaria de mezcla bien a un error humano. No es la primera vez que un suceso de este tipo ocurre en la comarca de la Safor, casi siempre a consecuencia de una mala mezcla de los productos químicos que se vierten en el agua para que ésta esté en óptimas condiciones.