Se abre el plazo para optar a los Huertos Sociales municipales en Gandia


Se trata de 28 parcelas públicas detrás de la ermita Martorell y otras 50 al Grau (junto al edificio Innova), cerradas, con caseta para herramientas, bomba y depósito para el riego a goteo. Podrán ser gestionadas durante un periodo máximo de 2 años y un precio de 80 euros al año. Hasta el 10 de octubre hay de plazo para inscribirse a la bolsa abierta por el departamento de Agricultura. El día siguiente, el 11 de octubre, se hará un sorteo público a la Casa de la Marquesa de 53 parcelas y la previsión es que la siguiente semana sean entregadas para el cultivo ecológico.




 

Se abre el plazo para optar a los Huertos Sociales municipales en Gandia

El concejal de Gestión del Territorio, Xavi Ródenas, ha anunciado la inminente apertura de dos Huertos Sociales en suelo de propiedad municipal. Concretamente, 78 parcelas: 37 detrás de la ermita Martorell y otros 41 al Grau, junto al edificio Innova. Las parcelas estarán cerradas, con caseta para herramientas, bomba y depósito para el riego a goteo. Podrán ser gestionadas durante un periodo máximo de 2 años y un precio de 80 euros al año.
    En cuanto a los pasos a seguir para acceder a la gestión, en primer lugar hay que inscribirse a la bolsa abierta al departamento de Agricultura. El 10 de octubre finaliza el plazo. Al día siguiente  habrá un sorteo público en la Casa de la Marquesa. De este modo, la previsión es que a lo largo de la semana siguiente, los nuevos usuarios puedan acceder y empezar a trabajar.  El martes, 23 de octubre, se reunirá el Consejo Local Agrario para acordar la fecha de apertura oficial de los 2 espacios.

''Hay que decir, que mantenemos los derechos de los usuarios de la etapa anterior, que cerramos en enero. No tendrán que participar en el sorteo. Y, a pesar de que les queda 1 año de gestión, consideramos que es justo darles también un plazo de 2. Por eso, solo sacaremos ahora 53 parcelas, porque las otras 25 ya han sido sorteadas entre los anteriores usuarios'', ha aclarado Ródenas. Y ha recordado que al llegar al gobierno se encontró los Huertos Sociales en situación irregular, sobre parcelas privadas y el Plan de Ajuste impedía que el Ayuntamiento pagara a través de terceros, mientras no pudiera pagar aquello propio. ''Buscamos soluciones provisionales y urgentes para no tener que cerrarlos, como por ejemplo pagar a través de IPG, la empresa pública ya liquidada. Volvimos a sortearlos, porque muchos usuarios superaban incluso los cuatro años, cuando el reglamento marca un máximo de dos. Los hemos mantenido durante 1 año más, hasta que los cerramos en enero, porque ya teníamos preparados 2 nuevos espacios públicos. El proceso ha sido lento, puesto que se han tenido que condicionar''. 





Paralelamente, se está redactando un contrato menor para que una asociación de agricultura ecológica se  haga cargo (hacia el 15 de octubre) del mantenimiento y asesoramiento a los usuarios de los Huertos Sociales sobre este tipo de cultivo. También  harán de forma periódica actividades alrededor de la agricultura ecológica para el público en general. 


A estas alturas, existe un tercer espacio con huertos sociales, junto al IES Maria Enríquez (puente de hierro), en suelo privado, gestionado por una asociación que ha llegado a un acuerdo con el propietario. Es por eso, que las personas que se quedan fuera de los huertos social públicos pueden hablar con la asociación para colaborar.