El Gobierno de Gandia fue advertido 2 veces en 2017 de cómo estaba el Rois


Dos comunicaciones por vía de Registro de Entrada advertían hace un año al Gobierno de lo que estaba ocurriendo con el administrador único de la empresa concesionaria, Te Toca Safor, que era Faissal El Kadduri Kharbouch. Ahora, con la deuda de los cánones desde el día que abrió y el corte de luz, días pasados vendió las acciones y Te Toca Safor es ahora de Leonardo Paredes. Empieza pues, la odisea de localizar y cobrar la deuda el ayuntamiento.




 

El Gobierno de Gandia fue advertido 2 veces en 2017 de cómo estaba el Rois

Aunque el Gobierno de Gandia señalara, en rueda de prensa, que no les consta los cambios de titularidad y administración en la empresa que gestiona el Centro Deportivo Roís de Corella, estos Servicios Informativos de Cope-Onda Naranja aportan los documentos donde se le hace sabedor al Gobierno de Gandia de lo que está sucediendo, un año antes, en la mercantil adjudicataria del gimnasio, piscina y restaurante. Es decir, el ejecutivo gandiense sí sabía que Te Toca Safor no solo no cumplía con el canon anual por la adjudicación sino que además no cumplía con las leyes mercantiles sobre sus cuentas. Un hecho que sorprende cuando, en la adjudicación se contempla un control de las instalaciones por parte de técnicos.


En los escritos al Gobierno es Vicente Escolano quien, ante la virtud de la notificación del Ministerio de Hacienda, renunciaba al cargo de Administrador de Te Toca Safor SL e informaba que Faissal El Kadduri Kharbouch era el administrador único.


Ya en esa comunicación de abril de 2017, se ilustraba al Gobierno de Gandia sobre las supuestas irregularidades que estaba cometiendo Faissal El Kadduri con la empresa concesionaria del Centro Deportivo Roís de Corella. Unas advertencias que iban totalmente documentadas para que, el Gobierno que es quien vela por el cumplimiento del contrato, estuviera conocedor de cómo la situación económica se iba deteriorando. Solo cabe recordar, la entrevista que Cope-Onda Naranja emitió a las pocas semanas donde Escolano advertia que: ''en octubre, no quedaran ni les taronges''.


El 3 de agosto de 2017, tal y como avala el Registro de Entrada del Ayuntamiento de Gandia, se vuelve a comunicar al Gobierno que la empresa Te Toca Safor, adjudicataria del complejo Rois de Corella, tiene requerimientos notariales y no ha convocado junta general de accionistas para aprobar sus cuentas.


Así pues, y según la documentación a la que ha tenido acceso Cope-Onda Naranja, hace un año que el Gobierno local sabe que la empresa adjudicataria del complejo Rois de Corella no rinde cuentas como le obliga la ley mercantil, por lo que, si no paga el canon anual desde que fue adjudicado y presenta toda esta serie de problemas (baste con consultar el depósito anual de cuentas) se ha cumplido, de momento, lo anunciado.

El 14 de septiembre pasado y a sabiendas que el Gobierno iba a firmar el Decreto de Rescisión del contrato, Faissal El Kadduri cesó como administrador de Te Toca Safor, tal y como publica el BORME en fecha 21 de septiembre.





La odisea de localizar y cobrar a Te Toca Safor
Ahora podría darse la paradoja, tal y como explicaron desde el Gobierno que cuando se vaya a reclamar la deuda, entre cánones anuales y suministro eléctrico, a Te Toca Safor SL que el Gobierno se esté auto comunicando el hecho dado que esta empresa tiene el domicilio fiscal en el mismo centro deportivo de Rois de Corella. Centro donde, ni el último administrador único Faissal El Kadduri Kharbouch ni el actual, se encuentran por lo que no podrán recoger la notificación y se tendrá que recurrir a la vía judicial.


No menos sorprendente es que el único administrador de Te Toca, Faissal El Kadduri supiera una semana antes que el Gobierno de Gandia iba a rescindir el contrato y revocar por tanto la concesión y ese mismo administrador, el 3 de septiembre, vendiera todas sus acciones y que, ahora, el administrador de la empresa sea Leonardo Paredes Rodrigo.

Es cierto que el Gobierno de Gandia no puede inmiscuirse en el funcionamiento de una mercantil como Te Toca Safor, pero no es menos cierto que, podían y debían velar por el cumplimiento de la adjudicación, luego sabían y estaban advertidos de lo que podía suceder en cualquier momento tras la temporada gruesa del verano.

Y no sorprendió en ciertos círculos la última oferta de cuatro meses de gimnasio con piscina para hacer acopio de dinero y seguir con las deudas del canon y el suministro eléctrico, entre otras, así como nóminas de trabajadores y proveedores.

La creación de una comisión de seguimiento por ambas partes con una reunión anual hubiera destapado el caso mucho antes y ahora no se buscaría a quién reclamar los cánones y las deudas de la luz. Está claro que los debe Te Toca Safor. Pero realmente ¿quién es Te Toca Safor: La del principio, la de antes o la de ahora?