Tavernes destinará 90.000 euros para mejorar la accesibilidad al cementerio


El Pleno Municipal de Tavernes de la Valldigna ha aprobado la modificación de crédito propuesta por el gobierno municipal para acometer la instalación de un ascensor en la zona norte. Esta fase de la ampliación se suma a las ya ejecutadas en la zona norte del cementerio, y que hasta ahora han comprendido la adecuación de los terrenos, habilitación de un vial de acceso exterior, construcción de 60 nichos, y la habilitación de accesos para peatones.




 

Tavernes destinará 90.000 euros para mejorar la accesibilidad al cementerio

La ampliación y adecuación del cementerio municipal de Tavernes, que está llevando a cabo el Ayuntamiento en los últimos años, continúa dando pasas adelante. Durante el Pleno se ha aprobado una modificación de crédito que permitirá invertir borde 90.000 euros en las actuaciones de eliminación de barreras arquitectónicas de la zona norte del cementerio y que conectarán los dos niveles donde hay nichos actualmente. Estas obras venden a asegurar la accesibilidad de la ampliación después de la ejecución de las primeras fases de las obras.

Se  prevé la instalación de un ascensor que comunicará el nivel del suelo del cementerio, con la zona norte de la ampliación, eliminando las barreras arquitectónicas propias de la orografía de los terrenos, y asegurando la accesibilidad para personas con movilidad reducida. El Ayuntamiento estima una inversión total de 89.123,42 euros proveniente de fondos propios, gracias a la incorporación de la modificación de crédito al remanente del Pla Provincial de Obras y Servicios del 2017, que ascendía a 39.700 euros.

El consistorio ya ha ejecutado varias fases del plan de ampliación y adecuación del cementerio. De esta manera, en 2017 se acondicionaran los terrenos para la futura instalación de nichos en la banda norte y se abrió un nuevo vial de acceso para vehículos a la nueva zona, además se rehabilitaron las zonas más deterioradas, se adecuaron nuevos espacios para urnas funerarias y se construyó un ossari en el jardín de la memoria donde depositar los restos de las casetas extintas. Ya en 2018, se ha ejecutado la primera fase de construcción de nichos, en la qué se han instalado 60 nuevas casetas en la zona norte, y se han sustituido las placas de fibrocemento de las cubiertas del edificio central del cementerio.

Perfecto Benavent, regidor de obras, ha explicado que “el proyecto de ampliación del cementerio es costoso y se encuentra condicionado por la complicada orografía de la zona donde se encuentra situado y por la disponibilidad de terrenos. Por eso, las actuaciones se están acometiendo en varias fases durante los últimos años, siguiendo una ampliación natural para dotar el municipio de un cementerio adecuado a las dimensiones de la ciudad. La actual ampliación del cementerio permitirá construir alrededor de 600 nichos nuevos en el futuro”.