Benifairó realiza 1.035 contrataciones durante el mes de Octubre

Benifairó realiza 1.035 contrataciones durante el mes de Octubre

Por
112

Benifairó de la Valldigna es conocido en la comarca como el pueblo del Pino Redondo y por ser una localidad con un gran capacidad industrial.
Tradicionalmente la industria local estaba dedicada exclusivamente a la vertiente agroalimentaria, concretamente a los cítricos. Las empresas de este sector han diversificado sus productos con que han ganado competitividad. Estas empresas son líderes en todo el estado español en su ámbito. Pero también se ha establecido industria puntera de tipo tecnológico, con que se gana con una diversidad que también se refleja con el perfil de los trabajadores contratados.

El carácter tradicionalmente emprendedor de Benifairó de la Valldigna, desarrollado por circunstancias históricas, y a estas alturas ya por una tradición y cultura, a pesar de que algunas empresas puedan desaparecer, se  crean de nuevas o las existentes crecen, como resultado el volumen de contratos, y el paro interno del pueblo, no se ve afectado.

Mientras en Benifairó, el mes de octubre se han realizado 1.035 contratos, a Tavernes se  computan 334 y en Simat 161. En el resto de la comarca de la Safor: Gandia, con 3.898 contrato, Oliva con 1.133, y el caso también reseñable de Almoines con 1.072 contratos, superando en contratación a Benifairó, aunque de todos ellos es el pueblo con menos habitantes.

El actual equipo de gobierno afirma que «la extraordinaria aportación que hacen estas empresas al estado, no se ve reflejada con un retorno razonable desde Madrid hacia Benifairó. Es otra forma de vernos maltratados respecto a la financiación porque la cantidad mínima de retorno no es, ni de lejos, la cantidad que realmente se necesita para poder cubrir las necesidades de infraestructuras que esta industria necesita, y el impacto que se realiza en un pueblo de 1.598 habitantes. Benifairó ahora es conocido en todo el mundo por las exportaciones de sus empresas, y a escala comarcal por el trabajo que genera, hecho que como vecinos nos llena. Ahora, a Benifairó también le hará falta que sea conocido como el pueblo que reivindica una distribución justa y lógica de la recaudación de los impuestos del Estado.»

Desde el gobierno municipal también muestran su indignación por el acuerdo de la Unión Europea para dejar entrar dentro del mercado europeo los cítricos de Sudáfrica, «recordamos que con los votos a favor de los eurodiputados del PP y la abstención de los del PSOE», y recientemente también los de Egipto. Todo plagado, junto con la reforma laboral del PP, han dejado al pequeño productor y a los trabajadores en una precariedad cada vez más inasumible.