La Unió aprueba el informe de la Comisión Ejecutiva

La Unió aprueba el informe de la Comisión Ejecutiva

Por
2

Las cerca de 200 personas delegadas en representación de todas las comarcas de la Comunitat Valenciana y de los diferentes sectores han aprobado, en la primera jornada del XIV Congreso de La Unió de Llauradors i Ramaders que se celebra en Alboraya (Horta Nord), el Informe General de la Comisión Ejecutiva y la Ponencia de Política Agraria.

El Informe, aprobado sin ningún voto en contro, realiza una valoración positiva de estos cuatro años transcurridos desde el anterior Congreso tras considerar que la organización es “apreciada, valorada y respetada por el sector agrario, instituciones, partidos políticos, medios de comunicación y conjunto de la sociedad. Sin embargo realiza una autocrítica “para ser más eficaz en la defensa de las numerosas reivindicaciones pendientes y la necesidad de orientar con más velocidad a la organización a la búsqueda de soluciones”. En este sentido se apuesta por “dar soluciones a los problemas y retos que plantea el futuro de los agricultores y ganaderos profesionales" y de ahí el lema del Congreso: Soluciones a una agricultura y ganadería de futuro #LaUnióSomFutur.

La Ponencia de Política Agraria, también aprobada hoy, es una serie de propuestas realistas y necesarias para acometer a corto y largo plazo con la finalidad de que los respectivos Gobiernos cumplan con los objetivos y mandatos recogidos en el Tratado Fundacional de la Unión Europea, la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de proteger y fomentar un sector agrario valenciano competitivo y a los principales actores de esta actividad que no son otros que las personas que profesionalmente se dedican a la agricultura y ganadería.
Finalmente, algunas de estas propuestas pasan por: establecer medidas y políticas que beneficien a los profesionales del sector agrario; un mercado justo, ético, transparente, equitativo y sostenible; la mejora de la eficiencia de las explotaciones; el incremento de la estabilidad de los ingresos agrarios; unos costes asumibles para los agricultores y ganaderos; la creación de valor añadido para sus producciones; un nuevo impulso generacional; unas prestaciones y cotizaciones sociales dignas para las personas profesionales agrarias; y unas políticas para la adaptación y mitigación contra el cambio climático.