Espurna regresa de Zaragoza con seis medallas en el Nacional de atletismo

Espurna regresa de Zaragoza con seis medallas en el Nacional de atletismo

Por
2

Gandia volvió a estar representada por los deportistas de la Fundación Espurna en este campeonato nacional de atletismo indoor. Empar Vízcaino brilló en el medio fondo con dos medallas de oro en 800 y 1.500

Cien por cien especiales. Así se sintieron los casi 300 atletas de toda España que durante el fin de semana disfrutaron con el Campeonato Nacional de atletismo indoor que Special Olympics organizó en Zaragoza. Fueron tres días de competición intensa, pero también de vivencias que ayudan a comprender todo el movimiento que rodea los Special. Su lema lo resume todo: ''quiero ganar, pero si no lo consigo, déjame ser valiente en el intento''. Allí todos ganan, todos sonríen y las palabras amistad, ilusión, superación, cobran un especial significado. Ganar es levantarse al caer (no fueron pocos por el excesivo peralte) y seguir peleando. Pero ganar también es superarse y por qué no, llegar el primero.   

Gandia volvió a estar representada por los deportistas de la Fundación Espurna, ejemplo y vanguardia en la integración a través del deporte. Hasta la capital mañana se desplazaron Empar Vizcaíno, Isa Vidal y José Gálvez, que pese a no haber entrenado en pista cubierta, hicieron buenos las sesiones de preparación en la pista al aire libre de Gandia mejorando sus marcas.

Empar fue la gran atracción en el medio fondo. Dominó las dos pruebas, 800 y 1500, y lo hizo después de superar la timidez del primer día y los nervios del debutante, para acabar metiéndose a voluntarios y organizadores en el bolsillo con su sonrisa. “Quiero volver”, repetía una y otra vez después recoger las dos medallas y ser felicitada en todas partes. Se sentía campeona y lo era. Una campeona especial.

Isa Vidal también luchó como una heroína en una prueba tan exigente como los 3.000 metros. Su marca en las preliminares hizo que los organizadores la invitaran a correr con los chicos, respetando su condición femenina a la hora de las medallas, para acabar recogiendo el oro. En esa misma carrera, su compañero José Gálvez fue segundo. Ambos volverían a subir al podio en el 800, con un bronce y una plata, respectivamente.