Ratifican 2,5 años de cárcel por matar a un conductor en un accidente

Ratifican 2,5 años de cárcel por matar a un conductor en un accidente

Por
4

Murió a los seis días del brutal impacto. La Audiencia de València ha ratificado los dos años y medio de cárcel al conductor que, borracho y drogado, mató a otro en un accidente en Gandia.

Ocurrió el 14 de agosto de 2011, en la carretera CV-670 en término municipal de Gandia, y ahora la Audiencia ha revisado la condena que le fue impuesta a un conductor por matar a otro en un accidente de tráfico. Los hechos ocurrieron cuando el conductor condenado, tras haber ingerido bebidas alcohólicas y haber consumido sustancias estupefacientes conducía un Audi A-3 y, a una velocidad inadecuadas tras tomar una curva con buena visibilidad invadió el carril contrario chocando frontalmente contra un vehículo que circulaba por su carril. Tras el fuerte impacto, los dos vehículos giraron sobre su propio eje quedando de forma perpendicular al eje longitudinal de la calzada.

A la llegada de la Guardia Civil de Tráfico, uno de los agentes apreció síntomas de alcohol en el conductor y no se le pudo practicar la prueba al estar herido, por lo que se le tomaron las muestras en el hospital. Los análisis dieron 1,51 gr/litro de alcohol etílico; 0,08 mg/l de MDMA (metilendioximetilanfetamina) y en un segundo análisis 1,70 gr/l.

A los seis días del accidente, uno de los heridos de gravedad tras el choque frontal, el que conducía un Rover 420, falleció en el hospital a las 12.15 horas derivado de la violenta colisión. El fallecido, estaba casado y tenía tres hijos menores de edad. La entidad aseguradora del causante del accidente consignó la cantidad de 289.350 euros en concepto de indemnización por la muerte del conductor.

El Juzgado de lo Penal nº 1 de Gandia condenó al conductor causante del accidente como autor de un delito contra la Seguridad Vial y un delito de Homicidio por imprudencia grave a la pena de dos años y seis meses de cárcel y cuatro años de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores. Fue absuelto del delito de conducción temeraria y se tuvo además en cuenta las dilaciones indebidas en la resolución de la condena.

Tras ello, el conductor condenado por homicidio imprudente recurrió ante la Audiencia de València para que anularan las pruebas de alcoholemia practicadas y pedir su libre absolución por causar el accidente que acabó con la vida de una persona en Gandia. Ahora, el tribunal valenciano ha sentenciado que el acusado es autor de las consecuencia de la muerte del conductor contra el que chocó y ratifica la condena como autor de un delito de homicidio por imprudencia, así como la pena de los 2,5 años por ello.