Compromís denuncia la falta de diligencia por parte de las Confederaciones

Compromís denuncia la falta de diligencia por parte de las Confederaciones

Por
4

Las recientes lluvias constatan que la falta de diligencia de las Confederaciones las acaban pagando los ciudadanos de los municipios afectados.

Los senadores de Compromís, Carles Mulet y Jordi Navarrete, han reivindicado de nuevo la responsabilidad de las confederaciones hidrográficas ante los devastadores efectos que tienen sobre bienes, poblaciones, infraestructuras y seguridad los desbordamientos de ríos y barrancos producidos por las lluvias intensas en el País

Las autoridades de la Valldigna de los municipios más afectados, como Tavernes y Simat exigieron que ''se declare la zona como catastrófica tras dos episodios tan próximos en el tiempo y con efectos desoladores en el territorio'' y que las actuaciones pendientes en el río ''vuelvan a constar en el Plan Hidrológico Nacional como prioritarias y urgentes tras los recientes episodios''. Josep Antoni Alberola, primer edil de Benifairó ha reclamado que el río Vaca, que se ha desbordado, ''pueda discurrir por su camino natural y no de forma estrangulada por puentes y vegetación'', dado el nulo papel de las confederaciones en la materia.

''Pedimos implicar a las confederaciones hidrográficas para que, con cargo a fondos permanentes, reparen los daños materiales provocados por el mal estado y mantenimiento de los ríos y barrancos de los municipios afectados por las recientes lluvias en el territorio valenciano y en cualquier otro'', ha indicado Mulet. Tales gastos suponen para los ayuntamientos afectados ''cantidades inasumibles'' que tendrán que detraer de otras actuaciones municipales para dedicarlas a competencias impropias a cada episodio de lluvias, ''por la irresponsabilidad e inacción de las administraciones que ostentan las competencias en esta materia''.

En la actualidad 136 valencianos se hallan con riesgo de inundación. 48 poblaciones con un riesgo alto y 88 con un riesgo medio. Del Plan Antirriadas (PGRI) siguen sin ejecutarse obras como el drenaje de la Rambla de Alcalà de Xivert, la Adecuación del Quadro de Santiago, en Benicàssim, el encauzamiento del barranco Juan de Mora en Nules, la ampliación del desagüe del riu Sec en Castelló, la derivación del barranco de la Saleta (Aldaia), el drenaje de la cuenca del Poyo (Parque Natural de l’Albufera), acondicionamiento del río Turia, encauzamiento del Carraixet, el Plan General de Inundaciones del Júcar, motas de defensa, el drenaje del río Vaca, el drenaje de la rambla Gallinera, del río Gorgos, la adecuación de los barrancos del rio Girona, del barranco Hondo y la rambla de Albir, la adecuación del río Amadorio, las presas de Montesa, Sellent y Vilamarxant, la laminación en el Barranco Hondo y la recuperación de l’Estany de Cullera.