El Prado conservará su denominación en castellano


Tras un estudio, y al menos de momento, la plaza Prado conservará su denominación en castellano.




 

El Prado conservará su denominación en castellano

Ya ha comenzado la cuenta atrás para la inauguración de la plaza Prado de Gandia, tras los dos años que ha durado su restauración. Un momento en que de nuevo los ciudadanos podrán disfrutar de la fuente datada de 1905, del sombraje y del típico árbol de Rausell.

No obstante, además de la construcción del aparcamiento y de la adecuación peatonal de la plaza, también se ha indagado en las particularidades de ésta. Así, según ha informado el concejal de Planificación y Proyectos de Ciudad, Josep Miquel Moya, "dada la obligatoriedad de oficializar el nombre de las calles, se decidió consultar a la Academia Valenciana de la lengua".  La AVL dictaminó que el origen de la denominación no estaba muy claro dado que en ocasiones se llama "prado" a las superficies donde se comercia con fruta y verdura.

Por otra parte, también se ha realizado otro estudio que ha corrido a cargo de las profesoras Ernestina Vadel y Yolanda Carrión, que ha dictaminado que el tradicional árbol de Rausell es un ciprés de más de 100 años de antigüedad.