El PAI de Les Foies se aprueba pese a las reticencias del Bloc


Cuando tan sólo faltan tres meses para las elecciones las divergencias ya comienzan a aflorar entre los socios de gobierno en el Ayuntamiento de Gandia, es decir, el PSPV y el Bloc. El punto en conflicto fue la aprobación, durante el pleno de la corporación, de la modificación del Plan General de Gandia y Sectorial del suelo no urbanizable con el objetivo de adecuar el sector Les Foies.




 

El PAI de Les Foies se aprueba pese a las reticencias del Bloc

El texto que se presentaba en el Pleno se había aprobado en la Comisión Territorial de Urbanismo del 1 de diciembre de 2006, y el objetivo era someterlo a votación para solicitar a la conselleria de Territorio y Vivienda, que aprobara este PAI.

 

No obstante, a día de hoy, tal y como señaló el portavoz del Bloc-Esquerra Verda, Josep Miquel Moya, falta el informe de la Confederación Hidrográfica del Júcar, que es preceptivo para poder establecer la viabilidad de cualquier tipo de urbanización, ya que son los técnicos de esta institución, los que deben establecer si está o no garantizado el suministro de agua.

 

Ante la falta de este escrito, Moya solicitó que este proyecto quedara sobre la mesa a la espera de recibir la notificación de la CHJ, puesto que el presidente de esta entidad, el gandiense Juan José Moragues, les había asegurado que en 15 días se emitiría el preceptivo informe.

 

La petición del portavoz nacionalista fue desestimada, momento a partir del cual Moya comenzó a argumentar que el aprobar este proyecto llevaba implícitas dos posibilidades nefastas. Por una parte, la Confederación Hidrográfica del Júcar podía frenar el PAI, al considerar que no se estaba cumpliendo con los cauces administrativos establecidos, y por otra, de aprobarse sin que la CHJ emitiera su informe, pondría en entredicho al alcalde, José Manuel Orengo y a su partido.

 

Y es que Moya recordó, que precisamente el subdelegado del Gobierno, Luis Felipe Martínez había iniciado diversos procesos judiciales contra otras localidades de la Safor que habían incumplido la obligatoriedad de incluir el informe de la Confederación. De hecho en la actualidad, se encuentra suspendido el PAI de Ador, precisamente por una de las denuncias de Martínez.

 

Ante esta situación, Joseph Miquel Moya indicó que de no producirse ni un caso ni otro, “estaríamos a un pasteleo y de incoherencia política”, dado que “se vería claramente que desde el gobierno no se actúa de la misma manera en todos los casos”.#foto2der#

 

El alcalde de la ciudad, José Manuel Orengo, argumentó que el informe se está tramitando de manera paralela, por lo que no se está incurriendo en ninguna ilegalidad, “además está probada la viabilidad de los recursos hídricos, puesto que Gandia se encuentra incluida dentro del Plan de Cuenca”.

 

Finalmente, el proyecto se aprobó con el voto en contra de los tres concejales del Bloc-Esquerra Verda, que aunque dejaron claro en todo momento que eran conscientes de la necesidad de esta iniciativa, consideraban que no se estaba llevando a cabo de la mejor manera.