El BLOC de Tavernes elige como candidato a Miquel Bononad, actual portavoz del grupo municipal nacionalista.


La asamblea local eligió a su candidato con el 75% de los votos de los militantes valleros favorables a la elección de Bononad.




 

El BLOC de Tavernes elige como candidato a Miquel Bononad, actual portavoz del grupo municipal nacionalista.

Miquel Bononad Escrihuela, casado y padre de tres hijos, fue el candidato del BLOC en las pasadas elecciones locales. Es natural de Tavernes, tiene 52 años y trabaja como profesor en un centro de Xàtiva. Ha sido regidor nacionalista en varias legislaturas y en la 1995-99, al frente del área de urbanismo, impulsó la construcción de la actual Casa de la Cultura, el pabellón cubierto municipal, la tribuna cubierta en el campo de fútbol, la compra del Braç Treballador y el proyecto del nuevo IES la Valldigna, paralizado hasta la actualidad por el PP.

Es miembro del Consejo Nacional del BLOC y el actual presidente de la Mancomunidad de Municipios de La Safor.

 

 El candidato dijo a los militantes que “si estamos en política es para trabajar por Tavernes. Nuestra obligación es defender los intereses generales y no los personales. Tras ocho años de PP tenemos ante nosotros el reto de ilusionar a los valleros en un proyecto nuevo, en un Tavernes mejor que será posible con nuestro trabajo”.

 

El secretario local, Vicent Bosch, manifestó que en la elección de Bononad “ha prevalecido la experiencia y el perfecto conocimiento de los asuntos municipales”. Bosch señaló que el PP en Tavernes “no ha cumplido en ocho años ninguna de las promesas electorales y la economía municipal es deficitaria a pesar del incremento general de los impuestos año tras año”.

 

Vicent Bosch está convencido de que el color del gobierno municipal cambiará tras el 27 de mayo porque, según afirmó, Tavernes no cerrará los ojos ante la destrucción del territorio y del paisaje con el paso de la línea de alta tensión “o la falta de interés que ha tenido el PP en proyectos como el nuevo instituto, la circunvalación, la piscina cubierta, convertir el Bras Treballador en un centro social o iniciar el Parc del Cantalot o el nuevo Cuartel de la Guardia Civil”.

 

El secretario local nacionalista afirmaba que “todo está por hacer, todos son promesas y no realidades” y con el gobierno del PP la ciudad ha perdido ocho años para situarse en la primera línea de la comarca. “No han adelantado los planes urbanísticos de la playa, se resiente el turismo, tenemos playas en regresión, las industrias huyen de Tavernes y no se ha creado ningún puesto de trabajo nuevo en la industria local y la economía de los valleros se resiente con el imparable aumento de impuestos aprobados por el PP”.

 

Bosch señalaba que el BLOC, al elegir a Bononad, ha apostado por una persona con experiencia, bien conocedora del entramado municipal y condiciones sobradas “para poner a flote un ayuntamiento que con el PP hace años que se va ‘a pique’ ”.