Sanitat demuestra que el alcohol reduce las células madre en el cerebro del feto


Blasco: “El Consell impulsa un modelo de sanidad pública que mejora la calidad de vida del ciudadano Los daños que pueden producirse en el feto tienen carácter irreversible El alcohol puede provocar alteraciones físicas y cognitivas en el feto En adultos pueden producirse procesos neuroinflamatorios




 

Sanitat demuestra que el alcohol reduce las células madre en el cerebro del feto

El conseller de Sanitat, Rafael Blasco, ha señalado que "la prevención y el fomento de hábitos de vida saludable son las mejores herramientas para evitar que el consumo de alcohol de la mujer durante el embarazo provoque daños de carácter irreversible en el feto".

La investigación sanitaria valenciana ha protagonizado un nuevo descubrimiento de gran trascendencia científica al identificar en animales de experimentación algunos de los mecanismos que provocan la aparición del síndrome alcohólico fetal en niños nacidos de madres que han consumido alcohol durante el embarazo.

El Laboratorio de Patología Celular del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF), que dirige la Dra. Consuelo Guerri, ha demostrado que los mecanismos que provocan estas graves alteraciones se encuentran en el proceso de proliferación y diferenciación de las células madre o troncales neurales, que van a dar lugar a los diferentes tipos de células del sistema nervioso y que intervienen en la formación y desarrollo de las diferentes partes del cerebro.

Reducción del número de células madre

Los resultados obtenidos demuestran que el consumo de alcohol durante el inicio de la gestación puede reducir el número de células troncales neurales y su diferenciación en neuronas y astrocitos, y dar lugar alteraciones como microcefalia o reducción en el tamaño cerebral, deficiencias cognitivas, retraso mental y alteraciones en el comportamiento que se observan en niños con síndrome alcohólico fetal.

En este sentido, el responsable autonómico de sanidad ha destacado que "desde la Generalitat nos preocupa la salud del ciudadano y por esta razón estamos poniendo en marcha diferentes campañas sanitarias que pretenden fomentar una cultura de consumo más saludable".

El consumo de alcohol por la embarazada puede causar muerte fetal, malformaciones, y, casi constantemente, alteraciones cognitivas y de la conducta en el niño. La investigación apunta que la ingesta de alcohol durante los primeros meses de gestación, cuando es probable que la mujer desconozca todavía que está embarazada y comienza un período crítico en el desarrollo cerebral del feto, puede provocar importantes malformaciones fetales de carácter irreparable.

Las células troncales neurales son células que además de generar neuronas y astrocitos, son esenciales durante el desarrollo del cerebro, tanto en su papel de soporte como en el de ser productoras de factores moduladores y tróficos que facilitan en crecimiento neuronal. Se trata, por tanto, de unos elementos indispensables para conseguir y mantener con vida las neuronas cerebrales.

Las investigaciones desarrolladas en el Centro de Investigación Príncipe Felipe contemplan también el estudio de los mecanismos que provocan la apoptosis o muerte de las células cerebrales en el feto a lo largo de las restantes etapas del embarazo.

Mejorar la salud de los valencianos

Rafael Blasco ha explicado que "el Consell impulsa la investigación sanitaria para seguir mejorando la salud del ciudadano, y actualmente la Comunitat Valenciana cuenta con uno de los laboratorios mas avanzados en el estudio de los efectos nocivos que provoca el consumo de alcohol durante el embarazo".

El estudio destaca también que incluso consumos moderados de alcohol durante el primer período o toda la gestación puede causar pequeños fallos en las conexiones cerebrales y en la correcta formación del cerebro. Estos efectos nocivos del alcohol pueden dar lugar a alteraciones conductuales en el niño, como hiperactividad y déficit en la atención y aprendizaje.

Los daños producidos durante la gestación tienen un carácter irreparable e irreversible, como consecuencia de la exposición del tejido neuronal al etanol