Víctimas de ETA denuncian la “claudicación” del gobierno ante el terrorismo y reivindican el “espíritu de Ermua”


La concejala socialista Gotzone Mora, María del Mar Blanco del Foro de Ermua y Fina Saavedra, delegada en Galicia de la AVT, han asistido a las III Jornadas sobre Terrorismo organizadas por alumnos de la Universidad CEU Cardenal Herrera. En la mesa redonda han reivindicado el “espíritu de Ermua” y han hecho un llamamiento a los demócratas para manifestarse este sábado “por un cambio político y social que no haga héroes a los terroristas”.




 

Víctimas de ETA denuncian la “claudicación” del gobierno ante el terrorismo y reivindican el “espíritu de Ermua”

A la segunda sesión de las III Jornadas sobre Terrorismo organizadas por los alumnos de la Universidad CEU Cardenal Herrera han asistido Gotzone Mora, concejala socialista en el Ayuntamiento de Getxo y profesora de Sociología en la Universidad del País Vasco; María del Mar Blanco, hermana del concejal del PP de Ermua asesinado por ETA y Fina Saavedra, delegada para Galicia de la Asociación Víctimas del Terrorismo. El tema se ha centrado en las consecuencias políticas y sociales que puede provocar en España, y concretamente en el País Vasco, las medidas aplicadas a De Juana Chaos.

La primera intervención ha sido la de Fina Saavedra, delegada para Galicia de la Asociación Víctimas del Terrorismo, que ha explicado la evolución que ha tenido ETA desde 1968, para recordar que ya son más de 1.200 las personas asesinadas por la banda terrorista, "una muestra del rechazo diario de ETA al sistema democrático" ha dicho Saavedra. Desde este contexto ha señalado que el arma que mejor maneja la banda terrorista "es la manipulación de la opinión pública". Por esta razón ha llamado a hacer un frente común y ha defendido que "las víctimas no somos partidistas y, como muestra de ello, en la AVT hay personas de todo signo".

#foto2der#

La delegada para Galicia de la AVT ha recordado incidentes que califica de "lamentables" por parte de algunos políticos gallegos como el vivido en el Ayuntamiento de Santiago de Compostela cuando "se negó a las víctimas leer un manifiesto contra el terrorismo y el alcalde no quiso hacer ninguna referencia a los dos asesinados por ETA porque, según sus palabras, la megafonía era del Ayuntamiento y no de las víctimas".

Por su parte, María del Mar Blanco, hermana de Miguel Angel Blanco, concejal del PP de Ermua asesinado por ETA en julio de 1997, ha denunciado con dureza la política del Gobierno de Rodríguez Zapatero. Durante su intervención ha afirmado que el PSOE "ha claudicado al chantaje mafioso de una banda terrorista", que está provocando "una sensación de apoyo social a ETA, que sólo sirve para darle más armas a los terroristas".

Sobre las medidas aplicadas desde el Gobierno De Juana Chaos, María del Mar Blanco ha afirmado que si el gobierno actual "después de las elecciones de marzo de 2004, no hubiera dado oxígeno a ETA, ahora podríamos estar viviendo el fin de la banda terrorista". Durante su intervención ha recordado a su hermano, el concejal del Partido Popular Miguel Ángel Blanco asesinado por la banda terrorista para preguntar a los presentes cómo pensaban que sentía al ver ahora que "por la misma puerta del hospital al que entró mi hermano para morir disparado por ETA, ha entrado De Juana Chaos para vivir".

Sobre el posicionamiento político de las víctimas, María del Mar Blanco ha defendido la independencia de las víctimas como movimiento "aunque personalmente tengamos nuestra ideología", al tiempo que ha señalado que "hace tres años, íbamos de la mano del PP y del PSOE, y ha sido el PSOE el que se ha soltado para dar oxígeno a una ETA moribunda".

#foto3izq#

Como conclusión, la hermana de Miguel Ángel Blanco ha señalado que las víctimas seguirán "luchando para que la memoria no quede manchada y la justicia quede siempre por encima del terror". Asimismo ha adelantado que, en su opinión, "el siguiente paso que el entorno de ETA querrá dar será la anexión de Navarra y la autodeterminación". Por este motivo, ha pedido a los políticos que las víctimas del terrorismo puedan ver "cómo los asesinos cumplen sus condenas" y a todos los españoles "a recuperar el espíritu de Ermua a través de la movilización, para que el triunfo sea del Estado de Derecho y no de los terroristas".

Gotzone Mora, concejala por el PSOE por el Ayuntamiento de Getxo, en Vizcaya, ha cerrado el turno de intervenciones. Amenazada por ETA que la considera enemiga del pueblo vasco desde su responsabilidad política y como profesora en la Universidad del País Vasco, Mora se ha preguntado qué ha cedido ETA-Batasuna y qué ha cedido el Gobierno para llegar a la actual situación.

Para la concejala socialista no hay más que seguir y analizar los titulares e informaciones del diario Gara para saber cuál es el paso siguiente que se va a dar. En la propuesta "de mínimos" presentada por Otegui, "las soluciones para la paz y el camino a la independencia pasan por cuatro soluciones: autodeterminación y territorialidad con la reivindicación de Euskal Herria, con las cuatro provincias españolas y las tres francesas; la amnistía general para los presos de ETA y la vuelta a sus casas de los presos terroristas enfermos".

Gotzone Mora ha advertido de los movimientos que se están dando en el entorno abertzale con la creación de la "Asamblea Nacional de Víctimas de la Tortura, para que el paso siguiente sea que el Gobierno español conciba como víctimas a los presos y a sus familias y puedan acogerse a las ayudas", que tendrán que repartirse con las víctimas del terrorismo.

En este camino, ETA no ha variado en sus reivindicaciones en las que está avanzado con el actual Gobierno "hoy, sin matar, están consiguiendo lo que no consiguieron matando hace 47 años cuando nació la banda armada", ha afirmado. Para la concejala, el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha hecho que "la justicia se someta a la reivindicaciones de los terroristas y que éstos se conviertan en agentes políticos y mediáticos, es decir se les ha ‘normalizado’ cuando se trata de una banda terrorista".

Gotzone Mora se ha unido al llamamiento de sus antecesoras en el uso de la palabra, para movilizar a la sociedad por la libertad y recuperar el espíritu de Ermua, en la convocatoria del próximo sábado en Madrid.