Intercambio escolar del Colegio Abad Solà con una escuela finlandesa.


Los protagonistas del intecambio por parte del Colegio Abad Solà son 12 alumnos de entre 12 y 15 años de edad. Ellos se alojarán en las casas de los alumnos finlandeses a lo largo de las dos semanas que durará su estancia (hasta el sábado 24 de marzo) y también compartirán horario escolar con ellos. Por las tardes realizarán todos juntos diversas visitas y actividades de interés cultural. Los acompañan Inés Lado, profesora de inglés, y Salvador Blasco, profesor de biología.




 

Intercambio escolar del Colegio Abad Solà con una escuela finlandesa.

Ayer lunes día 12 de marzo un grupo de 12 alumnos y dos profesores del Colegio Abad Solà de Gandia se desplazaron desde Gandia al pueblo finlandés de Tuupovaara, en la región de Carelia (al este del País cerca de la frontera con Rusia) para participar en la segunda fase de un intercambio de estudiantes entre nuestra escuela y el Colegio de Tuupovaara.

Este intercambio es el acontecimiento más importante del Proyecto Comenius Lingüístico financiado por la Unión Europea. De hecho el viaje es la segunda fase del Proyecto, por que los alumnos finlandeses y sus profesores ya visitaron Gandia en el mes de septiembre pasado, siendo esta visita un éxito y una experiencia muy fructífera tanta para nuestros visitantes como para las familias gandienses que los acogieron.

Los protagonistas del intecambio por parte del Colegio Abad Solà son 12 alumnos de entre 12 y 15 años de edad. Ellos se alojarán en las casas de los alumnos finlandeses a lo largo de las dos semanas que durará su estancia (hasta el sábado 24 de marzo) y también compartirán horario escolar con ellos. Por las tardes realizarán todos juntos diversas visitas y actividades de interés cultural. Los acompañan Inés Lado, profesora de inglés, y Salvador Blasco, profesor de biología.

A lo largo de estas dos semanas, nuestros profesores y alumnos tendrán la oportunidad de conocer la vida cotidiana en un pequeño pueblo de interior de Finlandia, en una época en la que las inclemencias del invierno están aún presentes.También podrán observar el día a día en una escuela finlandesa, lo cual es especialmente interesante si atendemos a que el finlandés es uno de los sistemas educativos mejor valorados.

Por otra parte, convivirán con el alumnado y las famílias finlandesas y descubrirán la vida diaria en un lugar de Europa tan diferente del Mediterráneo: probarán comidas diferentes, participarán en costumbres poco habituales en nosotros (como la sauna o los baños en aguas heladas) y harán actividades própias de un país mucho más frío que el nuestro, como pescar en ríos y lagos helados, esquiar o desplazarse con trineos.

El proyecto tiene como principales objetivos conocer un espacio y un modo de vida completamente diferente al que habitualmente disfruta el alumnado de ambas escuelas, mejorar el uso de la lengua inglesa, que será la lengua vehicular a lo largo de todo el proyecto, conocer algunas nociones básicas de finlandés, así como estar en contacto con jóvenes que viven una realidad cultural, social e incluso natural completamente diferente a la nuestra y hacer crecer en el alumnado el espíritu de pertenecer a una gran comunidad como es la Unión Europea.