El Mosquit exige una autorización judicial para acatar el auto de cierre


La comisión de San Nicolau-Mosquit ha exigido que se les remita la autorización judicial que tiene que ir aparejada al auto de cierre decretado por el juzgado número 4 de Valencia.




 

El Mosquit exige una autorización judicial para acatar el auto de cierre

El citado auto, llegó a manos del presidente y secretario de la comisión a las 12:02 horas de la jornada de hoy. No obstante, tras haber debatido con la comisión que pasos debería seguir la Junta Ejecutiva de la falla, de cara a las inminentes fiestas josefinas, se le informó al delegado del Ayuntamiento, que “se asume el auto, pero no se acata”, según ha señalado el secretario de la comisión, Antonio Martí.

 

Los falleros de San Nicolau-Mosquit esperan que la autorización judicial solicitada, se demore al menos hasta el 20 de marzo. Una maniobra, que ha sido calificada por Martí “de argucia legal para tratar de que no perjudicar a ningún fallero, ya que nosotros cumplimos totalmente con la legislación”.

 

Dado que esta es una situación que implica no sólo a las fallas de La Safor, sino de toda la Comunidad Valenciana, numerosos presidentes y falleros de otras comisiones, se han acercado a esta falla del Grao, para brindarles su apoyo. De hecho, muchos de ellos, se encontraban al lado de los falleros, cuando se les hizo efectivo el citado auto.

 

Antonio Martí ha apelado al “sentido común” de la juez que instruye el caso, dado que “tampoco somos parte de esta problemática, porque nosotros tenemos la licencia en regla y deberíamos poder abrir”. No obstante, todo no son impedimentos, ya que el Consistorio gandiense les ha concedido la autorización para ocupar la vía pública y de este modo, ubicar el monumento fallero y la carpa, que comenzó a levantarse ayer. De hecho, las calles Rosa dels Vents y Cibeles, ya se han cerrado el tráfico rodado con la intención de ubicar ambas cosas.